CARGANDO

Escriba para buscar

Trump no puede “cebar la bomba”

Trump no puede “cebar la bomba”

Bill Bonner
Compartir

Deuda, emisión monetaria, gasto, nada sirve para que arranque la economía.

“La economía estadounidense se reencaminó”, titulaba Bloomberg el fin de semana.

Aparentemente, la inflación y el gasto del consumidor subieron el mes pasado.

Nos alegra oírlo.

Además, la semana pasada el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, dijo que el banco central estadounidense podría estar alivianando su carga de bonos este año.

O tal vez no. Tal vez incluso se agrande. Quién sabe. Depende.

Encendiendo la mecha

La Fed dejó de comprar bonos a través de su programa de flexibilización cuantitativa (QE) en 2014.

Pero el Banco de Japón y el Banco Central Europeo (BCE) han mantenido sus programas QE, agregando al suministro de dinero global.

La semana pasada, los activos del BCE subieron a U$S 4,1 billones, haciéndolo el poseedor más grande de deuda impagable del mundo.

La Fed, el BCE, y Banco de Japón están cabeza a cabeza en esta carrera hacia la quiebra. Juntos, estos tres bancos centrales poseen casi U$S 12,5 billones en activos.

¿Qué significa? ¿Por qué es importante? ¿A quién le importa cuándo la Fed vende sus bonos?

El presidente Trump, entrevistado por The Economist, declaró que había inventado una metáfora clave. Sí, él tuvo la idea de “cebar la bomba de la economía” unos días atrás.

Debe haber estado bromeando. La idea existe desde los ‘30; el presidente debe haberla escuchado antes.

“Sí”, explicó. “Lo que tienes que hacer es poner algo antes de poder sacar algo”.

El problema es que las economías no son máquinas. No hay una bomba para cebar. Y los gobiernos no tienen con qué cebarla; no se puede cebar la bomba, incluso si tuvieras una.

Pero espera. ¿Por qué no pedir prestado el dinero, gastarlo y así cebar la bomba? ¿No es esa la fórmula probada?

Sí, lo es. Pero mirémosla más de cerca. Cuando el gobierno pide dinero prestado, debe sacárselo a otros usos. ¿Luego qué hace con él?

Lo gastan en las mismas cosas de siempre – despilfarros, regalos, y guerras sin sentido. Están diseñados para enriquecer a pocos a costa de la mayoría.

Ganancia neta = cero. O menos.

Pero la Fed sigue con eso. Los tres bancos centrales más grandes han agregado U$S 9 billones de liquidez cebabombas desde 2008.

Este dinero ha producido la “recuperación” más débil de la historia y una economía estadounidense que apenas crece.

La tumba del faraón

Retrocedamos…

Cuando hablamos de los “activos” de la Fed, hablamos (mayormente) de los bonos del Tesoro que compró la Fed.

Desde un punto de vista económico, las transacciones fueron superficiales y sin sentido.

Un banco poseía un bono del gobierno estadounidense. Vendió el bono a la Fed por efectivo (en la forma de reservas). Ahora tiene efectivo igual al valor del bono. Ningún cambio en su hoja de balance.

La Fed, mientras, tiene un activo adicional (el bono) que se sienta en su bóveda sin vida como un grano de trigo en la tumba de un faraón.

El banco central no tenía dinero real para comprar el bono. Creó el dinero de la nada.

Este “dinero de la nada” no es del tipo de “algo” que necesitas para sacar algo. El efecto neto fue subir los precios de los bonos y bajar sus intereses, así los prestatarios ganaban y los prestamistas (ahorristas) perdían.

Mala Idea

Esto es una mala idea.

El progreso económico depende de ahorrar, no de gastar. Ahorrar dinero real es el “algo” que provee capital para nuevas fábricas, edificios, servicios, trabajos y productividad.

Pero eso no es lo que hizo la Fed. Bajando las tasas de interés real, desalentaron el ahorro real. Y la economía real se relenteció.

Mientras, las artificialmente más bajas tasas de préstamos – y U$S 9 billones en efectivo del banco central – tuvieron un efecto dramático en la economía financiera. ¿Qué hacer con todo ese dinero?

Los bancos y otros grandes jugadores tenían pocas elecciones.

¿Qué podían hacer con él?

¡Comprar acciones! El mercado de acciones prosperó.

¿Qué pasa si los bancos centrales ahora quitan su dinero?

Imagina que ahora giran la llave de liquidez en la otra dirección. En vez de comprar bonos, los venden. En vez de poner dinero en el sistema, lo sacan. En vez de alentar a los inversores a comprar acciones, los alientan a comprar bonos.

¿Entonces qué pasa? ¿Qué pasa con los mercados mundiales de acciones cuando se vayan los U$S 9 billones?

¿Qué pasa cuando el “algo” que la Fed meta se vuelva en ese mismo “algo” que sacan, cuando ellos hagan lo inverso a cebar la bomba, cuando reviertan el gran boom de liquidez del mercado de acciones de 2009–2017?

Nadie quiere averiguarlo, menos los banqueros centrales que hicieron este desastre.

 

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.