CARGANDO

Escriba para buscar

El gran aliado de tus inversiones

El gran aliado de tus inversiones

Matias Daghero
Compartir

No dejarte llevar por la ansiedad y dejar que el tiempo juegue su rol preponderante en el éxito de tus inversiones puede marcar la diferencia entre multiplicar tu capital o perderlo todo. Lo analizamos en el newsletter de hoy.

Debo confesar que el tenis es una de mis grandes pasiones. Si bien jugándolo mi nivel es muy amateur, me encanta disfrutar de buenos partidos por la TV.

Ver jugadores como Roger Federer o Juan Martín del Potro no solo transmite pasión, sino también enseñanzas para aplicar en el resto de los ámbitos de la vida.

Y muchas de las definiciones de los jugadores de tenis aplican perfectamente para tus finanzas personales y tus inversiones. Veamos algunas de ellas.

Mientras estás en la cancha podés ganar

A diferencia de otros deportes en donde existen resultados irreversibles y a veces sobran varios minutos intrascendentes al espectáculo cuando está todo definido, en el tenis, mientras el jugador siga “vivo” en el campo de juego, eso significa que tiene chances de ganar.

Es más, hay muchos antecedentes de remontadas épicas, incluso encontrándose dos sets abajo.

De la misma manera, un concepto clave en tus inversiones es el “tratar de mantenerte dentro de la cancha”.

¿Qué significa esto?

Que al momento de tomar tus decisiones de en qué invertir, siempre tenés que tener presente que lo importante es poder continuar invirtiendo.

Lo que tenemos que buscar es no irnos de la cancha, lo que puede darse por dos motivos.

O porque te resignás a que las inversiones no son lo tuyo y decidís dejar de ahorrar para dedicarte a consumir todo lo que ganás. O porque tomás demasiados riesgos y esto hace que termines perdiendo todo tu capital.

La clave no es no perder puntos, sino no perderlos todos juntos

Dentro de todo plan de inversión siempre tenemos que tener una estrategia. En ella, la defensa del capital propio siempre debe estar presente.

Para lograr preservar el capital, la diversificación es clave.

Como los grandes jugadores del tenis, tenés que mirar todo el partido y no sólo un punto. Con frecuencia vemos a un jugador perder un punto y volver a sacar para ganar el punto siguiente como si nada hubiera pasado. De nada sirve lamentarse por el punto anterior perdido o querer asumir un riesgo mayor en el punto siguiente para compensar el anterior.

De la misma manera, cuando tenés un portafolio diversificado preocuparte por un solo instrumento que está rindiendo muy mal (o muy bien) te puede quitar concentración y no permitirte “ganar el partido”.

Por otra parte, si una gran parte de tu cartera está con pérdidas quizás sea momento de modificar la estrategia para “no perder todos los puntos juntos”.

Ahora cabe hacer una aclaración adicional al respecto de la diversificación. No basta con tener varias inversiones si todas se mueven en la misma dirección.

Por ejemplo, si comprás acciones de YPF, Petrobras y Petrolera Pampa, podrías pensar que estás diversificando tu cartera al comprar 3 activos. Sin embargo, estás comprando 3 empresas que están radicadas en Latinoamérica y con fuertes vínculos de sus negocios al precio del petróleo. Una caída del precio del crudo internacional las golpearía a las 3 (algo que pasó durante 2015 y 2016).

El tiempo es tu gran aliado

Teniendo presente esta frase del mundo del tenis, podrás notar que en tus inversiones manejar la ansiedad y tener visión estratégica es clave.

Ahora la pregunta es cómo hago para ser menos ansioso y tener “visión estratégica”.

Aquí hay algo que puede ayudarte a desarrollar estas capacidades.

En el siguiente gráfico podemos ver la posibilidad de perder dinero invirtiendo en el Índice S&P 500 (índice accionario que nuclea a las 500 empresas más grandes de los Estados Unidos) según distintos plazos de tiempo: 1 año, 5 años, 10 años y 15 años.

Como se observa en el gráfico, invirtiendo durante un solo año tenés un 27% de chances de perder. Esto surge de ver en cuántos años durante el período analizado (1950-2016) el S&P500 bajó.

Si extendemos este plazo a 5 años, las chances de perder se reducen a 22%. Al hacerlo durante 10 años a apenas el 12%.

Pero el dato más importante es que durante los 67 años del estudio no hubo ningún período en el que invirtiendo durante 15 años hubieras perdido dinero.

De ahí que lo importante sea “permanecer dentro de la cancha”.

Si querés conocer más acerca de una estrategia de inversión que no sólo te permite permanecer dentro de la cancha sino que también otorga muy buenos resultados en el largo plazo para tus inversiones, te invito a que conozcas más de nuestro servicio “Vacas Lecheras” haciendo clic aquí.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar