CARGANDO

Escriba para buscar

La Fed puede apuñalarte por la espalda

La Fed puede apuñalarte por la espalda

Bill Bonner
Compartir

Durante los próximos cuatro años, la Reserva Federal estará vendiendo bonos, no comprándolos. El “Put de Greenspan” se convertirá en el “Call de Warsh”.

Antes de ir a mi nota de hoy, comparto una actualización de las  noticias.

Esto dice el Washington Post:

El Partido Republicano ha abandonado en gran parte su plataforma de ajuste fiscal, girando fuertemente de manera tal que podría sumar billones de dólares de deuda pública durante la próxima década.

Recortar el gasto para equilibrar el presupuesto fue casi religión para el Partido Republicano durante gran parte de los últimos ocho años. Pero durante todo el año, a pesar del control de la Casa Blanca y el Congreso, los republicanos no han tomado medidas para equilibrar el presupuesto, revisar programas de derechos como Medicare y Medicaid o detener el crecimiento de los 20 billones de dólares de deuda del país.

Descarrilado

Sin chistes, esta es la versión corta de lo que va a pasar…

Ni los republicanos ni los demócratas mostrarán ningún interés por la restricción fiscal. El gasto deficitario aumentará; el Estado Profundo lo quiere.

La Fed no obligará a la moderación; en lugar de ello, facilitará más gasto deficitario; el Estado Profundo lo necesita.

Este tren va a estar andando hasta que se descarrile; el Estado Profundo lo merece.

Lo que nos lleva a… la “Opción de Compra de Warsh” o el “Call de Warsh”.

Anteriormente describimos cómo el equipo Trump no había logrado frenar los acuerdos donde unos ganan a costa de otros tanto en el país como en el extranjero… y por qué la deuda continuará expandiéndose hasta que explote la burbuja.

Los juegos de suma cero proliferan porque los iniciados que controlan el gobierno, también conocido como Estado Profundo, quieren que continúen.

Estos privilegiados no van a aumentar los impuestos sobre sí mismos … ni van a reducir sus privilegios y beneficios. Esto los deja dependientes del crédito barato de la Fed.

Pero ¿por qué esto no puede seguir adelante, como lo ha hecho por los últimos 30 años?

El dinero real, el oro, sobrevive a las crisis del mercado y a las depresiones. Porque representa la riqueza real.

Pero este sistema funciona con dinero de crédito, no con dinero real.

Es como la diferencia entre ser dueño de una acción pura y simple… y poseer una acción “en el margen” (con fondos tomados prestados de tu bróker).

En un colapso, todavía serás dueño de tu acción. Pero las que compras con  fondos prestados pueden ser sacadas de tus manos.

De la misma forma el crédito vuelve a casa cuando el ciclo se termina. De la nada vino; y a nada regresa. ¡Aleluya!

El dinero real merecidamente ocupa su lugar en el lado derecho del balance. Es un activo. Representa bienes y servicios. Riqueza real.

Pero el dinero basado en el crédito debe estar en el lado izquierdo del balance, el lado siniestro.

Es una deuda. Representa un derecho sobre el trabajo que no se ha hecho, productos que no se han producido, salarios que no se han ganado, y beneficios que no se han generado.

Infierno para pagar

El problema real es que la deuda y las obligaciones de hoy dependen del crecimiento – la producción futura. Y este no va a suceder.

En una perspectiva de largo plazo, las tasas de crecimiento económico están disminuyendo, no subiendo. Hay más personas mayores para apoyar. La tecnología no está mejorando la productividad, como se prometió. Y la deuda no puede aumentar para siempre.

En algún momento, la gente se da cuenta de que el dinero que tienen… y las promesas de dinero en el futuro… no son tan buenos como pensaban.

Las tasas de interés han estado cayendo, más o menos, por los últimos 37 años.

La carga de la deuda ha ido en aumento. Cuando las tasas de interés comiencen a subir, estaremos jugando un juego totalmente distinto.

El dinero de crédito fluye y fluye. Y a menos que el gobierno encuentre alguna forma de detener la marea… habrá un infierno para pagar la próxima vez que ésta disminuya.

Hemos dicho muchas veces que la Reserva Federal nunca dejaría que esto suceda voluntariamente. Pero puede que involuntariamente haga que suceda.

Ya comenzó un ciclo de ajuste. La semana pasada, los primeros USD 10 mil millones de bonos salieron de su balance.

Para este año próximo, se supone que la Fed reducirá su balance – y la base monetaria mundial – en USD 600.000 millones.

Y a la cabeza de la Fed es probable que se encuentre Kevin Warsh, un ex abogado de Wall Street y designado por el presidente G.W. Bush para la Junta de Gobernadores de la Fed.

Él es el favorito para reemplazar a Janet Yellen el próximo año.

Y de los informes que hemos leído, es más “hawkish” (conservador) que los tres últimos jefes de la Fed.

La curva del hombre muerto

Warsh – quien renunció como gobernador de la Fed en 2011 – dice que le gustaría poner a la Fed en forma para combatir la próxima recesión… elevando las tasas ahora.

También le gustaría sacar a la Fed de su rol como sostén de los precios de las acciones.

Warsh dice que la Reserva Federal se ha convertido en un “esclavo del S&P 500”. Él romperá las cadenas al terminar el QE y elevar las tasas de interés.

Así que, en lugar de cuidar la espalda de los inversores… listos para comprar activos cuando los mercados se pinchen, con Warsh la Fed podría convertirse en el peor enemigo de los inversores.

Durante los próximos cuatro años, se supone que estará vendiendo bonos, no comprándolos. El “Put de Greenspan”, o el de Bernanke y de Yellen, se convertirá en el “Call de Warsh”.

Dudamos que Warsh o cualquier otra persona tenga la dureza de mantenerse incólume una vez que las acciones colapsen. Pero la Fed tiene el cuchillo en la mano. Y está apuntando a los inversores.

Puede que simplemente lo use.

Ningún tren descontrolado sobrevive a la curva del hombre muerto. Y ningún auge de dinero falso, impulsado por el crédito, sobrevive a una quiebra.

 

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.