Una criatura del pantano va a la Fed

Jerome Powell continuará las políticas de Janet Yellen en la Reserva Federal.

Si manejando por Washington D.C. atropella a un peatón, podría convenirle seguir de largo.

Es que la persona debajo de su paragolpes podría ser una rata de pantano.

De hecho, podría ser Jerome Powell, a quien el presidente Trump acaba de elegir para reemplazar a Janet Yellen en la Reserva Federal.

Nacido en el Pantano

Si se necesita alguna otra prueba de que el presidente ha sido cooptado por el Estado Profundo, aquí la tenemos.

El Sr. Powell nació en el pantano. No es broma… nació en Washington, D.C.

Y realmente nunca se fue. Incluso obtuvo su título de abogado en el Georgetown Law Center, a unas cinco cuadras del edificio del Capitolio.

Él debería haber estado allí, en los años 70, cuando nosotros estuvimos. Pero no tenemos ningún recuerdo de él.

Pasamos tres largos años en Georgetown. No nos atrajo. Porque era poco más que un campo de entrenamiento para burócratas estatales. O sea, las personas que hacen del pantano lo que es.

Recordamos un curso sobre filosofía de la ley. En él, argumentamos que la ley y la regulación eran incompatibles.

No se puede tener una sociedad libre… con leyes que se apliquen a todos… y tener un grupo de cabilderos, abogados y personas no identificadas que no son elegidas, diciéndole a la gente lo que pueden y no pueden hacer.

“Si tuviéramos que estar de acuerdo con su trabajo”, dijo con voz grave nuestro profesor, “la mitad de esta ciudad tendría que desaparecer”.

“Sí”, respondimos. “Eso es lo que teníamos en mente”.

Ida y vuelta

Washington está manipulado por los miembros del Estado Profundo.

Los estudiantes y los profesores del Centro de Derecho de Georgetown querían participar en la estafa.

Decidimos no seguir la carrera; Powell decidió lo contrario. Él entró en el tipo de “ley administrativa” en la que Georgetown se especializa… y luego comenzó una larga carrera, deslizándose por el pantano, dentro y fuera del gobierno y las finanzas.

Trabajó para los reguladores… luego trabajó para la industria que debía regular.

Y luego, de vuelta con los reguladores.

Todo esto de ida y vuelta parece haber sido bueno para el Sr. Powell. Se informa que tiene una fortuna personal de más de $ 100 millones.

Lo importante, desde nuestro punto de vista, es que se puede confiar en él para que haga exactamente lo que se espera.

Al igual que la Sra. Yellen, estará a favor de reducir el balance de la Fed… y elevar las tasas de interés… hasta que la oferta monetaria se apriete y se desate el infierno.

Luego, moverá el cielo y la tierra para proteger al Estado Profundo de la bancarrota… con un agresivo programa de QE Ilimitado.

Entonces, lo más probable es que tengamos el caos financiero y el “crack del boom” sobre el que solemos escribir.

Manténganse al tanto…

El Fracaso de la tecnología

Volvamos a una pregunta que nos quedó pendiente: ¿cómo es que Amazon puede hacer las compras más baratas y más eficientes, pero los consumidores no parecen obtener mucha ventaja de ello?

Ellos no guardan los ahorros. Ellos tampoco parecen gastarlos. Simplemente desaparecen.

¿Por qué?

El gasto discrecional de los hogares se ha ido erosionando constantemente en los últimos 30 años.

Cada año, los hogares tienen menos dinero para gastar. Primero, recurrieron a los precios bajos todos los días en Walmart. Más recientemente, Amazon ha venido en su ayuda.

Ninguno pone más dinero en sus bolsillos.

Pero, ¿qué está pasando?

La semana pasada, vimos que miles de personas esperaban en fila, algunas de ellas durante la noche, para comprar el nuevo “teléfono inteligente” de Apple.

¿Qué pasaba con el anterior? O, más ampliamente, ¿qué pasaba con el viejo teléfono fijo de marcación rotatoria?

Hemos estado explorando nuevas tecnologías y las compañías que las llevan al mercado.

Amazon, por ejemplo, trajo el comercio minorista basado en Internet al mundo e hizo que su fundador y CEO, Jeff Bezos, sea la persona más rica.

Hemos notado que esta invasión de Internet no parece elevar el PIB, el empleo, la productividad o el crecimiento salarial. En cambio, todos han caído, ya que nuestra dependencia de esta nueva tecnología ha aumentado.

También notamos que Amazon fue posible gracias al financiamiento casi infinito del sistema de dinero falso.

Y nos preguntamos si no representa algo nuevo para el capitalismo: las industrias que mejoran la vida, pero que no generan ganancias ni aumentan el PIB.

Advertencia: esta discusión será una batalla. Desafía ideas y suposiciones que damos por sentado. Entonces, atacaremos desde el flanco. Una carga frontal es demasiado obvia y fácilmente rechazada.

Solo para que sepa hacia dónde vamos: mostraremos que el progreso no es inevitable… El PIB no es todo… que la economía podría caer en una depresión, pero aún podríamos estar mejor… y, si eso sucede, muchos de los “activos” de hoy desaparecerán, junto con la reputación de personas como el Sr. Powell.

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Compartido