CARGANDO

Escriba para buscar

Bitcoin: ¿dinero, inversión o locura desenfrenada?

Bitcoin: ¿dinero, inversión o locura desenfrenada?

Iván Carrino
Compartir

La criptomoneda más famosa acumula una suba de 1.500% en lo que va del año. ¿Es una burbuja o se trata del dinero del futuro?

No recuerdo exactamente cuándo fue la primera vez que escuché hablar del Bitcoin, pero creo que fue allá por el año 2012.

En ese momento, me encontraba en Madrid, cursando la Maestría en Economía de la Escuela Austriaca.

Escuchar sobre Bitcoin en ese medio era algo totalmente natural. Después de todo, los economistas de la escuela austriaca siempre han sido críticos con la labor de los Bancos Centrales, que emiten dinero y manipulan las tasas de interés en perjuicio de la economía.

Las críticas más fundamentales a la banca central son dos.

En primer lugar, que estos organismos han sido los principales responsables de todas las inflaciones que ha sufrido la historia. La inflación es un fenómeno monetario y, dado que la moneda es emitida por estas instituciones, en ellas recae la responsabilidad.

Argentina puede dar sobradas muestras de ello. En los últimos 40 años se destruyeron 5 signos monetarios y vivimos dos hiperinflaciones. Sin embargo, no es el único caso. En todos los países del globo el poder adquisitivo del dinero ha venido cayendo.

La otra crítica medular es la de los ciclos económicos. Para “estimular la economía”, los Bancos Centrales pueden llevar su tasa de interés a niveles por debajo de su equilibrio, generando procesos de falsos auges que terminan en inevitables ajustes.

Esta fue una de las principales enseñanzas de Ludwig von Mises, destacado economista austriaco.

La solución Bitcoin

El Bitcoin tiene el potencial para resolver estos problemas. ¿Por qué? Principalmente porque no se trata de un bien impreso por un organismo centralizado que pueda ser víctima del poder político.

Un Bitcoin, de hecho, es un activo digital que está creado de manera descentralizada por miles de “mineros” alrededor del globo y que tiene impuesto –a través de un protocolo informático- un límite máximo a su creación.

La cantidad de Bitcoins está, así, limitada, y no depende de las necesidades fiscales de los gobiernos de turno.

Otro potencial beneficio del Bitcoin es que si, en algún momento, se convierte en el medio de cambio generalmente aceptado del mundo, entonces las tasas de interés se terminarían fijando en Bitcoins, y responderían a la oferta real de ahorro y crédito de la economía, lejos de la influencia de las instituciones centralizadas.

Eventualmente, esto eliminaría los ciclos económicos originados por desequilibrios monetarios.

Pero el Bitcoin no es dinero

Dicho lo anterior, la realidad actual es que el Bitcoin está lejos de poder ser considerado el dinero del mundo.

Es que para ser dinero, cualquier bien –o activo financiero – tiene que cumplir tres condiciones:

  • Ser medio de intercambio generalmente aceptado,
  • reserva de valor,
  • y unidad de cuenta.

A decir verdad, Bitcoin no cumple con ninguna de estas tres condiciones.

Si bien es un  medio de cambio, no es generalmente aceptado. Si uno va al supermercado del barrio con BTC, tendrá suerte si le entienden de qué está hablando.

Por otro lado, si bien su precio ha subido notablemente en este último año, eso no quiere decir que “preserve el valor en el tiempo”.

De hecho, en este caso está aumentando el valor. La idea de una moneda es que mantenga su poder de compra en el tiempo, no que éste suba o baje de manera impredecible.

Por último, tampoco es una unidad de cuenta. Medimos el valor de las cosas en pesos, dólares, euros… pero aún no en BTC.

¿Es una burbuja?

En el año 2013 Bitcoin experimentó su mayor suba histórica. Pasó de USD 13 a USD 1.147, un 8.523% de ganancias.

En abril de ese año, cuando “solo” valía alrededor de USD 100, habiendo subido casi un 1.000%, comenzaba a debatirse si BTC era una burbuja o no.

Vaya sorpresa cuando este activo continuó trepando y cerró el año 8.500% más arriba.

Sin embargo, los burbujeros anti-Bitcoin tuvieron revancha más tarde. En 2014 el precio se desplomó, y para 2015 había caído un 85% desde su máximo.

“¡Era una burbuja! ¿No viste?” Podrían haber dicho…

Hasta que llegó 2017.

El primero de enero de este año un BTC se conseguía a USD 997. El martes cerró en USD 17.000. O una de dos: o no es una burbuja, o ahora es una mega-archi-súper burbuja.

Futuro incierto…

Para entender lo que puede pasar de acá en adelante, primero tenemos que advertir que así como los precios suben, también pueden bajar.

BTC ya tiene una historia de frenética volatilidad. Pasa por momentos de fuerte suba, pero luego recibe importantes acomodadas.

Además, también hay algo de “mentalidad de manada” en lo que está pasando hoy.

¿Qué quiere decir esto? Que, a medida que sube el BTC, más se difunde su existencia, más gente busca de qué se trata, y más gente quiere “entrar en el juego”.

Recientemente, MarketWatch publicaba que existe una marcada relación entre el precio del BTC y la cantidad de búsquedas en Google.

Esta relación es de dos vías.

Primero sube el precio, después la gente “googlea”. Pero después esa gente entra a comprar, entonces sube más el precio… entonces más gente googlea, y así…

Y así… ¿hasta cuándo?

No podemos saberlo, pero en la medida que las compras estén fundadas en la “mentalidad de la manda”, mayor es el riesgo de que se desate una ola de ventas.

Para resumir, no está claro que vaya a pasar en el corto plazo con el precio del BTC. Pero sí sabemos que se trata de un activo con mucha volatilidad y que todavía hay algunas dudas acerca de si será realmente útil.

… pero promisorio

Ahora bien, a nivel general sí parece haber un buen futuro para este invento y también para el resto de las “Criptomonedas”.

Estamos en un contexto de mayor digitalización y nuevas tecnologías. Vivimos en un mundo cada vez más virtual y es cada vez más necesario que exista una moneda virtual y global que esté lejos de las garras estatales.

El tiempo dirá qué pasará con las criptomonedas, pero no me extrañaría que las mismas se transformen en parte de una nueva normalidad a nivel global.

 

Tags:
Iván Carrino
Iván Carrino

Iván Carrino es director de Iván Carrino y Asociados, una consultora especializada en economía y finanzas. Además, es Subdirector de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas de ESEADE. Es Licenciado en Administración y doble Máster en Economía.

  • 1

Tal vez te puede interesar

1 Comments

  1. Avatar
    Martin Machinandiarena 14 diciembre, 2017

    Me cuesta entender como se puede convertir a corto ,mediano plazo, en un medio de pago generalmente aceptado . También lo de la oferta limitada de bitcoin se Vera afectada por el aumento de oferta de otras criptomonedas y entonces que pasará con los precios ? Me suena más a una burbuja, que me hubiese gustado haberla aprovechado, que se desplomara por el efecto “manada “. Muchos austríacos la defienden pero creo que es muy distinto a la moneda privada de Hayek. Muy buena tu nota. Saludos.

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.