CARGANDO

Escriba para buscar

¿Hay una ola de despidos en el estado?

¿Hay una ola de despidos en el estado?

Iván Carrino
Compartir

Al mirar los datos oficiales, ¡de ninguna manera!

Ayer por la noche fui invitado al programa de Gustavo Sylvestre, que sale a las 9 de la noche, todos los días por C5N.

Suelo ser invitado en dicho canal y la verdad es que siempre se arman lindos debates. Es que… claro, quienes suelen opinar ahí tienen una mirada algo distinta a la mía, por ponerlo en términos suaves.

El tema que se debatía ayer era un supuesto “Festival de Despidos”, debido a que los gremialistas de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) sostenían que en lo que va del año ya ha habido 3.000 despidos en el estado, culpa del malvado Ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

Si bien en el programa querían que yo hablara de lo que estaba pasando con el dólar y la política monetaria, no pude evitar comentar sobre este tema.

Así, busqué poner en contexto lo que estaba pasando.

Es que… ¿saben una cosa? No hay ningún ajuste salvaje en el estado ni ninguna ola de despidos. De hecho, si miramos los datos, ocurre todo lo contrario.

Acá abajo hay una tabla que muestra la evolución del empleo registrado desde el último mes en el poder de CFK hasta octubre de 2017 (últimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Trabajo).

Si hay algo que no se ve en estos datos es un “ajuste” del empleo público. De hecho, los asalariados registrados que trabajan para el estado crecieron en nada menos que 53.000. Despedir 3.000 personas equivale a solo el 5,6% de lo que se aumentó (y al 0,1% de la dotación total de empleados públicos registrados que hay en el país).

Claro, entiendo que detrás de esos números hay personas y familias… Pero ¿no las hay también detrás de los que pagan impuestos para mantener el estado sobredimiensionado que  tenemos?

La elección que tenemos que hacer no es entre empleados del estado y desempleo, sino entre empleados del estado y empleados del sector privado.

Es que si la solución al desempleo y la pobreza pasara por la contratación pública, entonces que el gobierno contrate 50.000 empleados más, o 100.000, o 3 millones más: ¿cuál es el drama?

El drama es que es imposible, porque el gobierno vive de los impuestos, y llega un punto en que no le podés cobrar impuestos a nadie más, la plata no te alcanza y entramos en una crisis fiscal, como la que estamos viviendo hoy.

Y son esas crisis las que hacen que la economía caiga, que los salarios sean bajos y que Argentina no sea un país próspero.

De acuerdo con el centro de políticas públicas CIPPEC, la planta de empleados del gobierno central creció en 280.000 entre 2003 y 2016: ¿cuál es el mega-ajuste de despedir 3.000 personas?

En enero de 2012 el sector público consolidado tenía 2,5 millones de empleados públicos. En octubre de 2017 había 3,2 millones. ¿Más todavía tiene que crecer el empleo estatal?

La queja por los despidos en el sector público es infundada. Y roza el máximo de la incoherencia cuando, los mismos que despotrican por ese tema, también se quejan por el increíble aumento del endeudamiento externo.

Para bajar la deuda hay que cerrar el déficit, y en un país ahogado por impuestos como el nuestro, cerrar el déficit es bajar el gasto público.

No mucho de esto viene sucediendo en el último tiempo. Menos todavía en lo que a empleo estatal se refiere.

Si querés ver mi participación completa en el programa de ayer, podés hacer clic aquí o en la imagen de acá abajo.

 

Tags:
Iván Carrino
Iván Carrino

Iván Carrino es el analista económico de CONTRECONOMÍA. Edita El Diario del Lunes, el servicio de información económica y financiera más desafiante de Argentina. Te explica semanalmente cómo las decisiones de los políticos afectan tu bolsillo y tu libertad.

  • 1

Tal vez te puede interesar

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *