Las acciones más caras son en realidad las más baratas

Muchos inversores suelen dejar pasar la oportunidad de invertir en compañías ampliamente exitosas por escuchar a supuestos gurús que dicen que sus valuaciones son caras. En mi nota de hoy te cuento por qué no tenés que escucharlos.

Recuerdo mis primeras épocas de jugar al fútbol con mis amigos mientras cursaba la universidad. Digamos que nunca fui muy bueno para los deportes, pero siempre me gusta hacer algún tipo de actividad física.

Bueno, después de varios años sin jugar al fútbol ya no tenía botines y tuve que comprarme unos nuevos. Como no sabía cuánto iba a durarme este rebrote deportista, en ese momento decidí comprarme unos botines comunes en lugar de alguno de una marca reconocida. La diferencia de precio era importante, los de la marca de “la pipa” y las “3 rayitas” salían 5 veces más que los que me compré.

Estaba convencido de que había sido un buen ahorro. Pero no fue así.

A los 3 meses se me rompieron estos botines que me había comprado y tuve que salir a comprarme unos de marca que, hasta el día de hoy, casi 10 años después, sigo teniendo.

Los botines más caros eran, en realidad, los más baratos si los comparaba con los 40 pares (1 cada 3 meses) que me hubiera tenido que comprar de los otros durante estos años.

Pero esto que me pasó a mí con los botines no quiero que te pasé a vos con tus acciones.

Es por eso que en la columna de hoy te quiero mostrar cómo, muchas veces, las acciones que parecen más caras pueden ser en realidad las más baratas.

Indicadores para valuar una empresa

A la hora de determinar el valor de una empresa, existen distintos indicadores.

Veamos algunos de los más utilizados.

El ratio Precio/Ganancias (P/E; Price Earnings en inglés) es un indicador que muestra cuántos años de ganancias son necesarios para cubrir el precio de la acción. Por ejemplo, una acción que vale $ 10 y gana $ 1 por año, necesitará de 10 años para cubrir la inversión de entrada. En términos relativos, al compararla con otras acciones similares, nos dice si está “barata” o “cara” en relación con su competencia, independientemente de su precio de mercado. Si la empresa A tiene un ratio Precio/Ganancias de 10 y la empresa B uno de 12, entonces A es más “barata” que B, por más que en términos nominales sus acciones coticen más alto.

Atención: Esta comparación sólo debe hacerse con empresas similares y del mismo rubro.

El ratio Precio Valor Libro (P/BV; Price to Book Value en inglés) es un ratio que compara el precio actual de la acción con el valor contable de su patrimonio. Números debajo de 1 indican que el precio en el mercado es menor al valor de su patrimonio y representan un indicio de que la acción está subvaluada. En cambio, números superiores a 1 nos dicen que el mercado está pagando por la empresa un precio mayor a lo que reflejan sus libros contables.

El último indicador de valuación que veremos hoy (existen muchos más pero estos son los 3 más utilizados) es el de Precio Ventas (P/S; Price to Sales en inglés). Este indicador surge de dividir el precio de todas las acciones de la empresa por sus ventas, por lo que nos da una aproximación de cuántos años de ingresos de la compañía se necesitarían para recuperar nuestra inversión.

Amazon y Netflix, carísimas que no paran de subir

A la hora de determinar el valor de una empresa para ver si el precio actual en el mercado es razonable, los indicadores presentados anteriormente suelen resultar de guía.

“Precio es lo que pagas, valor es lo que recibes” suele decir Warren Buffet.

Bueno, si utilizamos estos indicadores hay dos compañías que claramente vienen siendo carísimas desde hace años, por lo cual no deberías haber invertido en ellas.

Me estoy refiriendo a los dos gigantes tecnológicos: Amazon (AMZN) y Netflix (NFLX).

En la tabla a continuación te presento estos 3 indicadores para las 2 empresas, para el sector de ambas y para el mercado en general, de forma que puedas tener una imagen completa de lo caras que están sus valuaciones en el día de hoy:

Indicador Netflix Industria de Televisión y Streaming S&P 500 Industria de Retail y Ventas Online Amazon
Precio / Ganancias 269,7 24,8 22,9 52,6 350,6
Precio / Valor Libro 35,1 4,7 3,2 12,1 26,9
Precio / Ventas 11 2,7 2,2 3,3 4,2
Fuente: CONTRAECONOMÍA en base a Morningstar

Precio/Ganancias arriba de 200 años, con la media del mercado hoy en 22,90 (que incluso es un valor alto ya que el promedio histórico está entre 15-18 años); Precio/ Valor Libro arriba de 26 en ambos casos y 11 años de Ventas en el caso de Netflix.

¿Suena a locura comprar la acción de una de estas compañías si uno utiliza los métodos tradicionales de valuación, verdad?

Bueno, más allá de estas altas valuaciones, estas empresas le han venido ganando al mercado de manera sistemática en los últimos años.

Basta con mirar el gráfico a continuación para poder notar esto:

Allí podemos ver como en los últimos 2 años el índice S&P 500 acumula una suba de 47,14%, nada mal a decir verdad.

Sin embargo, durante el mismo período las acciones de Amazon subieron un 181,48% y ¡las de Netflix un 202,47%!

Si extendemos el plazo un poco más y analizamos a Netflix desde su IPO (Oferta Pública Inicial, por sus siglas en inglés) en 2002 los resultados serán aún más sorprendentes.

Supongamos que por esos días pudiste escaparte del corralito e invertir u$s 10.000 en Netflix el 22/05/2002, día de su IPO. Si conservaras esa inversión, al día de hoy tendrías u$s 2.157.672.

Claves a mirar para elegir una empresa en la que invertir

Con lo que te planteé anteriormente no te estoy queriendo decir que no mires para nada las valuaciones de las empresas al momento de invertir en ellas.

Es algo que debés hacer.

Lo que te estoy queriendo decir es que no te quedes sólo en ellas, porque la mayoría de los indicadores hablan del pasado y lo que uno debe mirar para invertir son las perspectivas futuras de la empresa.

Por ejemplo, el indicador precio ganancias se basa en las ganancias actuales, pero si la compañía tiene un ritmo rápido de crecimiento podría ser elevado el número de este año, pero bajo el del siguiente.

Mirá por ejemplo la impresionante tasa de crecimiento que viene sosteniendo Netflix desde 2015:

Los principales factores a mirar al momento de invertir en una acción es que se trate de una empresa con un buen management, en una industria que genere y siga generando ganancias, con una estructura de endeudamiento sana y con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo.

Así que ya sabes, la próxima vez que veas las acciones de una empresa que reúna estas características hacé oídos sordos a los gurús que te digan que están carísimas y poné una parte de tu cartera de inversiones en ellas.

No vas a querer tener que comprar botines nuevos cada 3 meses.

 

Etiquetas × × ×

Un Comentario

  1. Merling castillo curo says:

    Hola!
    Decir que esta bien detallada la informacion.
    Y me gustaria invertir en acciones.
    Ver ese tipo de mercado.

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Compartido