CARGANDO

Escriba para buscar

No culpes a la playa, en enero no se gana

No culpes a la playa, en enero no se gana

Matias Daghero
Compartir

Comienza un nuevo año y se renuevan las esperanzas para tus inversiones. Sin embargo, si miramos lo acontecido en este milenio, quizás convenga esperar a que termine enero para que asumas un mayor nivel de riesgo.

Muchas de las enseñanzas que aprendí en la vida y que me convirtieron en lo que soy hoy se las debo a mis abuelos. Seguramente en tu caso te pase algo similar.

La cultura del trabajo, el respeto por las personas y otros valores los aprendí directamente de ellos.

Sin embargo, hay algunas cosas que cambian con el paso de los años y uno también tiene que ir adaptándose a los nuevos tiempos.

Para una de mis abuelas, por ejemplo, el uso de la computadora es visto como algo malo. Quizás porque lo asocia a pasar muchas horas viendo televisión o jugando a los videojuegos.

No lo sé, pero la cuestión es que le resulta imposible verla como una herramienta de trabajo.

Obviamente, para mí (y supongo que para vos) la computadora constituye uno de mis materiales indispensables para el trabajo. Es más, casi ninguna de mis tareas habituales de asesoramiento a inversores puede ser realizado sin ella (e incluso, como la mayoría de los traders, no suelo trabajar con una sola de ellas, sino con varias).

Bueno, de la misma manera que en esto no puedo seguir las recomendaciones de mi abuela, hay algunos estudios académicos de los retornos en el mercado bursátil que también necesitarían un poco de actualización.

Nuevo milenio, nuevas reglas

“Así como te va en enero, te va en el año” reza un viejo refrán bursátil.

La frase encuentra respaldo en los hechos. Un estudio realizado por Yale Hirsch para el período que va de 1950 a 1972, demostró que en un 90% de los años se dio así: si en enero subió el mercado, el año completo también lo hizo; de la misma manera que en los años en que durante el mes de enero la bolsa cayó también lo hizo el resto del año.

El “Barómetro de enero” lo llaman algunos.

Sin embargo, si miramos el rendimiento de los meses de enero y los comparamos con el del resto del año para la década del 2000, podemos ver que en el nuevo milenio su margen de acierto en el desempeño del año futuro se ha reducido drásticamente.

Como se observa en el cuadro de abajo, en apenas 10 de los últimos 18 años (esto representa un 55,56%) el signo de los retornos en el mes de enero terminó siendo el mismo que en el resto del año.

Mal mes

Enero solía ser un mes de buenos retornos para las acciones.

Entre las razones que se utilizaban para justificar este movimiento positivo se destacaban dos. Por un lado, cuestiones fiscales. Por el otro, el cobro de los bonus de los empleados en Wall Street, que los reinvertían en gran medida en acciones haciéndolas subir de precio.

Sin embargo, en el nuevo milenio el S&P 500 (principal índice accionario de los Estados Unidos) enero ha presentado pérdidas en 10 de los últimos 18 años. Esto implica que un 56% de los años generó pérdidas para sus inversores.

En contraposición, sólo 4 de los 18 años tuvieron rendimientos negativos (apenas el 22% de los años analizados).

Esto convierte a enero en un mes que ha otorgado rendimientos por debajo de la media del resto de los meses en el año.

2017, año récord

Haciendo un análisis de 2017, será seguramente un año inolvidable para los inversores. No sólo por su excelente retorno en el acumulado (18,42% en dólares para todo el año), sino también por su baja volatilidad.

Se trata de la primera vez en la historia en que los 12 meses del año tuvieron un rendimiento positivo en  Estados Unidos. Esto es como, en el mundo del fútbol, salir campeón invicto.

Andate a la playa

Si bien en 2017 enero sí tuvo el mismo signo que el año completo, los 3 años anteriores habían tenido rojos superiores al 3% que luego no se materializaron en el resto del año, como observaste en la tabla previa.

Así que viniendo de un año en que los índices cierran en valores máximos históricos, quizás resulte razonable pensar que pueda venir una pequeña toma de ganancias durante el mes de enero.

En ese sentido, esperar en activos de refugio (como los bonos de corto plazo o el oro) durante el mes de enero para luego poder comprar a valores más bajos en el futuro puede llegar a ser una buena decisión.

 

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

1 Comments

  1. Silvina 3 enero, 2018

    Hola Matías, he leído tus artículos y me apasionan, asimismo me resulta muy interesante las guías propuestas para tener una renta mensual a través de buenas inversiones, el tema es que quisiera consultarte qué montos a invertir serían, soy una ama de casa, simple, no comprendo demasiado todo lo relacionado a finanzas, pero sí quiero comenzar un ahorro a futuro para dejarle a mi único hijo. Podrás ayudarme? orientarme a entender con qué montos de dinero mínimo debería comenzar a invertir?, agradezco tu respuesta, muchas gracias!, Silvina

    Responder

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *