CARGANDO

Escriba para buscar

Trump pone más dinero en el bolsillo de empleados y accionistas

Trump pone más dinero en el bolsillo de empleados y accionistas

Matias Daghero
Compartir

Las empresas norteamericanas empiezan a tomar decisiones en función de la reforma impositiva de Trump. En mi nota de hoy te cuento cuáles son esas decisiones y cómo afectan a los mercados.

El 8 de noviembre de 2016 será un día que quedará en la historia. Ese día, Donald Trump fue electo como el 45° presidente de los Estados Unidos con una campaña política y discurso muy polémicos.

A quienes ven a los Estados Unidos en televisión o por los comentarios de analistas les resultaba increíble que una persona tan sesgada en contra de los inmigrantes y tan proteccionista pudiera ganar la presidencia de la principal economía del mundo, cuna del capitalismo y el libre comercio.

Sin embargo, para los que tuvimos la oportunidad de vivir un tiempo en los Estados Unidos, su triunfo no resultó tan inesperado.

Durante todo el proceso eleccionario y los primeros meses de gestión de Donald Trump, yo me encontraba viviendo en los Estados Unidos. Fue toda una experiencia ver cómo viven allá las elecciones.

Acá estoy yo, durante el ventoso día de elecciones presidenciales en Milwaukee.

Donald Trump supo oír la voz de gran parte de la sociedad norteamericana que vio cómo la globalización hizo desaparecer muchos de sus trabajos o los exportó a otros países.

Así que más allá de las opiniones que uno pueda tener de Trump, se puede ver que está devolviendo con sus actos y leyes los votos que recibió de este sector de la población.

La reforma impositiva es un importante paso en ese sentido, constituyendo la más importante desde la de Ronald Reagan en 1986.

La AFIP yanqui se queda sin dinero

Entre los cambios propuestos por la reforma tributaria, se incluye la reducción de la tasa de ganancias que pagan las empresas. La misma pasará del 35 al 21%.

Esto pone más dinero en el bolsillo de las compañías. Según cálculos de algunos analistas Apple, por ejemplo, tendría un descuento de USD 4.000 millones en la factura pagar por su ejercicio 2017.

Algunas empresas ya comenzaron a pronunciarse respecto a lo que harán con estos fondos excedentes.

Entre los principales destinos, dos son los más mencionados: retribuciones a sus empleados y dividendos para sus accionistas.

Empleados más ricos, Trump forever

El principal empleador privado del mundo, la cadena de supermercados Wal-Mart (WMT) anunció el pasado jueves que aumentará el sueldo básico de sus empleados de USD 9 a USD 11 por hora. Esto representa un incremento del 22,22% en un país en donde la inflación es menor al 2%. La empresa también anunció que efectuará el pago de una serie de bonus en función a la antigüedad de los empleados.

Esta medida con los empleados de Wal-Mart pondrá mucho más dinero en un sector que se abocará al consumo y que seguramente contribuirá a un mayor crecimiento de la economía norteamericana.

Pero no sólo Wal-Mart hizo este anuncio sobre el aumento salarial para su fuerza laboral. Recientemente le siguió su competidora, la cadena Target, la aerolínea low cost Jet Blue y Bank of America, entre otros.

Una clase trabajadora que empezará a ver el impacto en su bolsillo de su voto seguramente hará que aumente la base electoral de Trump. Y esto en un año clave, en donde se llevarán a cabo las elecciones legislativas de medio término. En ellas, Trump buscará consolidar su mayoría en ambas cámaras y alinear a congresistas republicanos rebeldes.

Trump forever 2: más dividendos para los accionistas

Podría parecer que esta reforma impositiva no tiene mucho que ver con los dividendos, pero los inversores que buscan renta pueden beneficiarse indirectamente.

Es que la reducción en la alícuota impositiva de las empresas mejorará la rentabilidad y el cash flow de las empresas, lo cual generará mayores pagos a sus accionistas.

Este impacto podría ser aún mayor si las menores tasas impositivas y otras medidas motivan a las empresas a repatriar los ingresos generados por sus subsidiarias fuera de los Estados Unidos.

Y no es que las compañías no hayan estado pagando dividendos hasta ahora.

Las empresas estadounidenses de mayor tamaño incluidas en el índice S&P 500 han pagado la impresionante suma de USD 105 mil millones durante el tercer trimestre de 2017, mientras que los dividendos pagados en el cuarto trimestre podrían haber fácilmente superado ese récord una vez que terminen de contabilizarse los mismos.

Se espera que el 2017 haya sido el sexto año consecutivo de pagos récord de dividendos para las empresas del S&P 500.

¿Por qué se da esto?

Las ganancias corporativas han subido y cuando las empresas generan flujos de efectivo extra, pueden hacer muchas cosas con ese dinero extra. Esto incluye invertir en sus operaciones, comprar otras empresas, recomprar sus acciones y pagar dividendos a sus accionistas.

¿Por casa cómo andamos?

Lo primero que podemos decir de la reforma en Argentina es que la velocidad de procesamiento de estos cambios es más lenta.

La reducción de la tasa en el impuesto a las ganancias del 35% al 30% para este 2018 en las empresas que reinviertan no ha dado aún mayores indicios en torno a qué harán con ese ingreso excedente.

Pero en la medida que vayan concretándose las modificaciones, sirve tener el ejemplo norteamericano como modelo. Si bien  hay diferencias entre un país y otro, podríamos ver una reactivación económica gracias a la baja de impuestos.

 

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar

1 Comments

  1. Avatar
    Alfredo 27 enero, 2018

    Exelente nota…creo que las derechas latifundistas y chacareras de Argentina estan muuy lejos de hacer con sus empleados estas transferencias de dinero, aunque si a sus accionistas.

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.