CARGANDO

Escriba para buscar

El gobierno saca la cláusula gatillo de las paritarias y la pone en sus bonos

El gobierno saca la cláusula gatillo de las paritarias y la pone en sus bonos

Matias Daghero
Compartir

Llegan las paritarias y el gobierno no quiere cláusulas gatillo. Sin embargo, un nuevo bono del tesoro va en el sentido contrario.

Muchas veces realizamos las cosas con tanta normalidad que no nos detenemos a pensar en los riesgos que pueden implicarnos.

En una empresa en la que trabajé en mis comienzos en la profesión, uno de sus empleados tomó una mala decisión financiera sin siquiera saberlo. Un compañero de trabajo, que recién ingresaba y que conocía hace apenas dos meses, le pidió si podía salir de garante de él en el alquiler de un departamento.

¿Resultaba normal decir que sí? ¿Qué podía salir mal?

Bueno, creo que te imaginarás que al estar contándote esta historia, las cosas no terminaron bien.

A los pocos meses, esta persona renunció a la empresa y desapareció de la ciudad, dejando una deuda de varios meses de alquiler. El propietario fue contra los garantes y mi amigo tuvo que afrontar el pago de esa deuda por varios meses.

“Jamás pensé que Luis no pagaría su alquiler”- decía José.

Es que cuando en un contrato figuran garantías, uno espera que no sea necesario utilizar a las mismas. Pero siempre hay que tener presente que están ahí para ser utilizadas.

Algo similar ocurre con las “cláusulas gatillo”, que el año pasado se utilizaron para ajustar los sueldos a la inflación.

Cláusulas gatillo e inflación

Luego de un mes de diciembre muy movido a nivel político, en donde el Congreso sacó importantes leyes (reforma previsional e impositiva a la cabeza), el mes de enero transcurrió con relativa calma.

Sin embargo, con la llegada del mes de febrero empieza a recalentarse el clima político. Además de la reforma laboral que quedó pendiente en diciembre, comienza a aparecer en el horizonte las negociaciones salariales.

Las paritarias son un round muy importante para el gobierno porque busca que los actores económicos cierren con no más de un 15% de aumento, en línea con el objetivo de inflación.

En todo proceso desinflacionario la discusión que existe es si los ajustes deben realizarse con la inflación pasada o con las perspectivas de inflación para este año.

Buscando solucionar esta discusión y convencidos de que la inflación iba a bajar fuertemente, durante 2017 el gobierno incentivó que varias paritarias cerraran con aumentos cercanos a las metas de inflación, pero con una cláusula gatillo que se dispararía en caso de que la inflación fuera mayor.

Lo sucedido es conocido por todos: la inflación en 2017 superó ampliamente a las metas de inflación y se activaron las cláusulas gatillo.

Esto retroalimentó el proceso inflacionario. La existencia de cláusulas gatillo genera incertidumbre a los empresarios respecto del valor que deberán terminar pagando por su mano de obra. Así, buscan cubrirse remarcando los precios más pronunciadamente.

Buscando evitar cometer el mismo error en 2018, es que el gobierno está buscando cerrar las paritarias con aumentos que ronden la meta de inflación del 15% pero sin la existencia de la cláusula gatillo.

Ahora bien, si nos guiamos por la emisión de deuda que está realizando el Ministerio de Finanzas en el día de hoy, pareciera que -puertas adentro-  no están muy convencidos de este esquema.

¿Por qué digo esto?

Un bono con cláusula gatillo

En el día de hoy el Ministerio de Finanzas que conduce Luis Caputo está emitiendo sus tradicionales Letes en Dólares, pero junto con ellas suma un nuevo tipo de bono.

Este nuevo título, que tiene como fecha de vencimiento el 08/02/2019, capitalizará todos los meses un interés del 1,7056% mensual. El pago total se realizará al vencimiento por lo que no contará con pago de cupones durante la vida del bono.

Sin embargo, y aquí es donde radica la principal innovación del bono, contendrá una “cláusula gatillo”.

¿En qué consiste?

En las condiciones de emisión del bono se explica:

En la Fecha de Vencimiento se abonará el máximo entre (a) la Amortización más los Intereses capitalizados, y (b) el monto del capital original ajustado conforme al CER, correspondiente al período transcurrido entre el 26 de enero de 2018 (8,5343) y el DÉCIMO día hábil anterior a la fecha de vencimiento, más la tasa del 3,75%.

El coeficiente de actualización de referencia (CER) recoge la inflación que mide el Indec. De esta manera, los inversores que compren este bono se garantizan cobrar un 3,75% sobre la inflación.

Caputo no cree en la meta

Esta cláusula gatillo tiene mucho más para decirnos de la inflación que espera para este año el gobierno que las declaraciones de sus ministros.

Si llevamos a una tasa anual este pago del 1,7056% mensual nos termina arrojando una tasa del 22,50% anual de interés.

Este es el interés que te pagará el bono si no se dispara la cláusula gatillo, del ajuste CER más un 3,75%.

Ahora, ¿cuál es la inflación que haría disparar la cláusula gatillo? ¿El 15% establecido en las metas de inflación?

La respuesta es no.

Toto Caputo parece que toma un recaudo adicional al que tomó mi excompañero de trabajo José.

Es que si hacemos los cálculos nos da que la inflación que dispararía la cláusula gatillo es superior a la meta de inflación. Para que se active la cláusula gatillo la inflación debería ser del 18,75% (resultado de restar 22,5% – 3,75%). Es decir, casi 4 puntos por arriba de la meta del BCRA.

Pero no es el único

Si bien el bono vence a principios de febrero, por lo que no será un reflejo exacto de la inflación de 2018, tendrá 11 meses de este año y sólo uno de 2019, por lo que se parecerá bastante.

Pero no sólo Caputo desconfía del cumplimiento de la meta de inflación en 2018.

Si miramos los resultados del reciente Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que nuclea las opiniones de los principales economistas y analistas, la inflación que esperan para el año 2018 es del 19,40%.

Es decir que, de concretarse el escenario reflejado en el REM, aún habiendo tomado sus recaudos adicionales, Toto Caputo también deberá salir como garante.

 

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *