La codicia le ganará al miedo

En medio de una semana de locos el BCRA subió su tasa al 40%. ¿Alcanza para frenar la corrida? ¿Bajará el índice VIX argentino?

Como operador bursátil, existen variables claves a las que estoy siempre atento. A nivel internacional, la tasa de interés a 10 años de los Estados Unidos, el precio del petróleo y del oro, el índice S&P 500 y el índice del miedo, entre otros.

Este último, el índice VIX o índice del miedo, muestra los niveles de volatilidad de los activos. Sería como ver el nivel de nerviosismo de los inversores. Así, en años tranquilos como fue el 2017, alcanzó su piso histórico y tuvo fuertes subas en los momentos de gran tensión como los que vimos durante los meses de febrero y marzo.

En Argentina, nuestro mercado es mucho más pequeño y con menor cantidad de indicadores disponibles. Pero esto no es un impedimento para tener herramientas.

Más allá de que no exista formalmente un índice VIX en la Argentina, creo que todos podemos coincidir en que hay un activo que juega claramente ese rol en nuestro país: el dólar.

Es que cuando los inversores se atemorizan, salen corriendo a comprar la divisa norteamericana.

Y eso fue lo que vimos en las últimas semanas con la fuerte suba que viene experimentando el dólar en nuestro país, convirtiendo al peso en la moneda que más se depreció en el año contra el dólar en el mundo.

El costo del Populismo no se detuvo

La semana pasada desde estas mismas columnas te dije que el populismo nos costó u$s 6.771 millones. Bueno, me quede corto ya que la venta de reservas continuó.

Pero no sólo en la pérdida de reservas podemos observar este alto costo.

Es que fruto de esta reciente suba del dólar la inflación de este año nuevamente se encontrará en el rango del 22-25%, haciendo incumplir nuevamente la meta al BCRA por gran diferencia como lo fue en 2017.

A su vez, el BCRA se vio obligado a subir su tasa de política monetaria al 40% (superando incluso el nivel de 38% que había fijado al momento de salir del cepo cambiario), algo que traerá seguramente consecuencias en los niveles de actividad.

Para tomar dimensión de lo alto de estas tasas, basta con mirar que es la tasa más alta pagada en el mundo en estos momentos:

Y como en otros órdenes de la vida, el dilatar las cosas hace que luego se vuelvan más graves. Algo que tratado a tiempo puede ser curado con medicamentos y cambios de hábitos alimenticios, si uno lo deja correr puede terminar haciendo necesario un tratamiento mucho más grave.

Bueno, esto que es cierto en términos médicos lo es también en términos monetarios.

Una tasa del 30% en enero y febrero quizás nos hubiera evitado los altos niveles de inflación y de dólar que tenemos en estos momentos. Pero el ala política no lo consideró oportuno.

Por último, podemos ver el efecto que el populismo ha tenido en los activos argentinos. El bono centenario (AC17) tocó su mínimo histórico y rinde actualmente bastante por encima del 8%. Y ni hablar del fuerte castigo que sufrieron las acciones argentinas, castigando a inversores argentinos y extranjeros que se animaron a hacer su aporte por el crecimiento de nuestro país financiando a empresas y al gobierno.

El mundo nos bajó el pulgar

En medio de esta semana agitada, los medios, agencias de calificación e inversores internacionales atacaron sin piedad a la Argentina.

La revista Forbes tituló “Puede ser que ya sea momento de salir de Argentina” y The Economist habló de “La crisis del gradualismo argentino”. Por su parte, el Financial Times tuvo entre sus notas más leídas de la semana las que describieron a la situación que vivió nuestro país. Entre ellas podemos encontrar a la titulada: “Argentina aturde a los mercados poniendo su tasa de interés al 40%”.

Por último, para dar el golpe de gracia y con la reacción tardía que caracteriza a las calificadoras de riesgo, Fitch redujo su perspectiva a “estable” desde su anterior “positiva”.

El rebote puede encontrarse a la vuelta de la esquina

¿Debiera preocuparnos lo que dicen los medios financieros internacionales respecto a la Argentina? ¿Es momento de vender todo?

No precisamente.

Esto ya ha sucedido en el pasado. Sobre todo con el caso del diario The Economist, que tiene el récord de mayor cantidad de aciertos negativos en torno a las perspectivas del mercado de un país.

Cuando sale una nota en su tapa hablando positivamente de un país se trata de un mercado que se encuentra cerca de su techo y cuando lo hace hablando negativamente es que está cerca de su piso.

En el caso de Argentina, ya pasó esto en 2014:

Cuando pronosticaban el fin de nuestro país el Merval se encontraba en 6.000 y llegamos a multiplicar casi por 6 ese valor. La próxima vez que veas en la tapa de The Economist hablando mal de Argentina ya sabés que tenés que comprarte todos los activos que puedas.

Este fuerte golpe asestado para los activos argentinos también puede ser observado como una búsqueda de hacer caer los precios para encontrar un mejor punto de entrada a las puertas de un posible ascenso a mercado emergente por parte de nuestro país.

No olvidemos que el Merval el año pasado subió casi un 78% a pesar de haber sido bochado y mandado a rendir nuevamente este año para conseguir su ascenso a mercado emergente por parte del MSCI.

Todos estos eventos negativos podrían verse opacados si el BCRA logra frenar la corrida mostrando la autonomía que no tenía desde el 28D, el gobierno muestra señales de buscar bajar el déficit fiscal (la conferencia del viernes pasado en que se bajó a 2,7% la meta de déficit fiscal fue un gesto importante que pasó desapercibido en medio de la tormenta del dólar) y se aprueba finalmente la Ley de Financiamiento Productivo en el día de hoy.

Después de la tormenta sale el sol. Quizás sea el momento de tomar posiciones en nuestro mercado de cara a un fuerte rebote que podría estarse gestando cuando comiencen a presentarse estas noticias.

Si querés ver como posicionar tus ahorros en este momento de alta turbulencia, nuestro servicio de recomendaciones de inversión Vacas Lecheras aplica una estrategia que te permitirá aprovechar las grandes oportunidades que hoy ofrece el mercado argentino. Podés conocer más sobre ella haciendo clic aquí.

 

Dejá una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Compartido