CARGANDO

Escriba para buscar

Los bancos del mundo están nadando desnudos

Los bancos del mundo están nadando desnudos

Bill Bonner
Compartir

El mar de liquidez mundial está retrocediendo, y el lector está a punto de ver algo aterrador.

El Dow bajó un poco ayer. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años se mantuvo en 3,07%.

Siempre y cuando ninguno vuelva a revisar su reciente máximo y mínimo, respectivamente, suponemos que la “tendencia principal”, tanto para el mercado de bonos como para el mercado bursátil, es a la baja.

Todo lo demás es solo ruido.

Síndrome del tipo malo

Hemos estado explorando el síndrome del “tipo malo”. Los EE. UU. Han invadido 70 países desde su fundación. El moderno Irán: cero.

Los EE. UU. tienen armas de destrucción masiva y han demostrado que están listas para usarse; arrojó una bomba atómica dos veces, ambas veces contra civiles.

Irán no tiene armas atómicas. Los EE. UU. tienen tropas en Afganistán e Irak, a poca distancia de Irán.

Irán no tiene tropas en México o Canadá… no hay forma de atacar a Estados Unidos… y no le exige nada.

Entonces, ¿quién es el chico malo?

Volveremos a esa pregunta…

Agitación

Mientras tanto… vamos a seguir con la tendencia principal. Si la tendencia principal de las acciones realmente es bajista, como pensamos… es poco probable que ganemos dinero en acciones durante los próximos 10 o 20 años por lo menos.

Ése es el tiempo que se necesita para que un mercado bajista siga su curso. Las acciones individuales pueden subir. Pero, a menos que tengas suerte o seas muy bien aconsejado, no serán las acciones que están en tu portafolio.

Los precios nominalmente pueden subir, pero después de ajustarse por inflación, verás que has perdido dinero.

Y si la tendencia principal en los bonos también es a la baja, deberías salir del mercado crediticio… y permanecer fuera… por el resto de tu vida.

Se necesita toda una vida para que el mercado de crédito complete un ciclo completo. Por lo tanto, es poco probable que veamos otro máximo. Tendremos suerte si vivimos para ver otro piso; podría venir en 10, 20 o 30 años.

Los inversores reciben una paliza en un mercado bajista en acciones. Pero un mercado bajista de bonos es como estar prisionero en Guantánamo: doloroso, humillante y atemorizador.

Un informe de la Reserva Federal de ayer nos dice que el 40% de los hogares no pueden disponer de USD 400 ante una emergencia inesperada. Uno de cada cinco no puede pagar sus facturas mensuales.

¿Qué pasará con estas personas cuando suban las tasas de interés y desaparezca el crédito fácil?

Las empresas se cierran. Los hogares se arruinan. La turba desesperada se despierta y los políticos entran en pánico…

Y luego, el torturador saca la linterna y los alicates.

Nadando desnudos

Ayer llegaron noticias más reveladoras. El Financial Times decía:

El sector bancario en la sombra de China ha sido una fuente importante de préstamos especulativos para la economía global. Pero 2018 la ha visto entrar en su final, colapsando en un 64 por ciento en términos de yuanes entre enero y abril con respecto al mismo período del año pasado (son USD 274 mil millones).

El Sr. Xi claramente sabe que enfrenta una dura batalla para frenar el apalancamiento, dada la creatividad que los bancos han demostrado al aumentar sus préstamos durante la última década. El programa de estímulo también ha creado sus propios partidarios en la construcción y las industrias relacionadas, ya que grandes sumas de efectivo se han ido arrastrando por los mercados inmobiliarios de China y se están abriendo camino en los mercados extranjeros.

Pero Xi es ahora el líder más poderoso de China desde Mao, y no sería prudente apostar contra él teniendo éxito con su objetivo de desapalancamiento, incluso si crea dolor a corto plazo para la economía a medida que la banca en la sombra vuelve a estar bajo control.

Esencialmente, por lo tanto, la burbuja crediticia de China ahora es historia y la corriente de flujos de capital se está revertiendo. Por lo tanto, no es de sorprender que las tasas de interés mundiales estén ahora en aumento, con la tasa de 10 años de los Estados Unidos rompiendo el 3 por ciento. Los inversores y las empresas podrían estar bien informados para prepararse para algunos grandes shocks por delante. Como Warren Buffett comentó sabiamente una vez, es “solo cuando la marea baja, descubres quién ha estado nadando desnudo”.

Los precios de los activos flotan en un mar de liquidez… es por el crédito que los banqueros centrales introducen en los mercados.

Pero ahora, todos los principales bancos centrales del mundo, con la excepción, posiblemente, del Banco de Japón, están quitando sus manos del control de la bomba o, de hecho, están aspirando efectivo y crédito.

La Fed se está endureciendo… elevando sus tasas clave en mini-pasos trimestrales del 0,25%.

Los europeos se están preparando para finalizar su programa de flexibilización cuantitativa a medida que el control del BCE se traslada a los alemanes.

El Banco de Inglaterra ha cambiado a una política neutral.

Y China, como se vio anteriormente, está desactivando el efectivo y el crédito.

Patrick Artus, analista de Natixis, sitúa la base monetaria total mundial en alrededor de USD 24 billones. Ha estado creciendo durante los últimos 10 años a una tasa de dos dígitos.

A partir de marzo de este año, seguía aumentando a una tasa anual del 13% en los últimos 12 meses. Este es el dinero que ha mantenido al Dow alto y que lo envió a más de 26.000 en enero.

Pero ahora, la marea de 38 años ha cambiado.

En los próximos 12 meses, Artus estima un crecimiento de la liquidez de solo 3%, no lo suficiente como para sostener los mercados financieros o la economía.

Así que cúbrete los ojos, Estimado lector. El agua está retrocediendo. Estás a punto de ver algo espeluznante.

 

 

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar