CARGANDO

Escriba para buscar

Bienvenido al Banquete

Compartir

“¡Auxilio! ¡El Merval se hunde! ¡Vendan todo!” Nada de eso. Afilá los colmillos y preparate para degustar las deliciosas operaciones que vendrán.

Cuando la Bolsa se desploma y en el ambiente predomina el miedo, la ansiedad y la angustia, lo peor que podés hacer es dejarte llevar por la psicosis generalizada.

De hecho,  tenés que hacer todo lo contrario: tener la cabeza fría, ejecutar los “stop loss” si estabas dentro de alguna posición, y esperar que aparezcan las jugosas oportunidades de trading que hacen engordar tu capital.

Así como esperás el banquete de fin de año con la servilleta, el cuchillo y el tenedor, tené disponible siempre un porcentaje de tu cartera en efectivo para aprovechar los “platos gourmet” que te ofrece el mercado.

Bajemos para tomar impulso

El Merval en dólares se derritió un 29% en los primeros cinco meses del 2018:

El índice medido en pesos sufrió menos porque algunas empresas tuvieron el empuje del dólar durante la crisis cambiaria de abril y mayo. Igualmente, viene bajando un 5% entre enero y mayo, después de haber sido la Bolsa que más subió en todo el mundo durante el año pasado.

Hay acciones que prácticamente están a la mitad de lo que valían hace tan sólo unos meses. Son los casos de Agrometal y Metrogas.

Los bancos, que hasta hace no mucho tiempo eran las divas del mercado local, llegaron a caer por debajo del 30%. Cablevisión Holding, que tuvo un vertiginoso rally a fines del año pasado, vale un 32% menos que a principios de año.

Después hay un amplio rango de empresas que bajaron entre un 5% y un 30%. Por último, las petroleras salvadoras Tenaris y Petrobras, con subas de más del 50%, y Edenor evitaron que el castigo al Merval fuera peor entre enero y mayo.

Desde hace cinco años las acciones venían escalando a pasos acelerados. El puntapié inicial de esta escalada se dio a fines de 2012 y tomó un mayor impulso cuando el kirchnerismo perdió las legislativas del 2013. En ese entonces, asomaba la posibilidad de que hubiera un cambio hacia un gobierno más market friendly.

De todas formas, esta suba tuvo algunos impasses con correcciones entre fines de 2014 y principios de 2016, producto de la crisis de los commodities y los países emergentes. Hoy el Merval vale más del doble que hace dos años.

La caída de estos meses sería una corrección que nos ofrecería oportunidades para comprarlas a precios más bajos. Cuanto más pronunciada sea la caída, mayor impulso tendrá el rebote que queremos aprovechar. Para eso, tenemos que estar atentos y, sobre todo, ser pacientes.

La virtud de la paciencia

Te estarás preguntando cómo hago para ganar plata con el trading si el Merval avanza un paso y retrocede cuatro.

Aquí aparece un actor fundamental a la hora de hacer trading: la paciencia.

No sientas que el dinero en mano e inmovilizado se deshace con los días y se te escurre entre los dedos como granos de arena.

Sé que es muy tentador comprar acciones populares después de una empinada caída, pero puede costarte muy caro si te apresurás y no entrás en el momento justo.

En el trading buscás sacar la mayor diferencia entre los precios de venta y compra asumiendo el menor riesgo posible. Vas a querer comprar una acción barata después de una baja y venderla cara cuando su suba se desvanece.

Haciéndote amig@ de los gráficos vas a aprender a encontrar el timing adecuado para entrar y salir de las operaciones.

Cuando estés por comprar una acción, fíjate en el gráfico que después de una fuerte caída inicial, su precio baje cada vez menos. Que pasen los minutos, las horas o los días y veas que al precio le cueste seguir bajando. Que luego el precio se estabilice y casi ni se mueva. Y que, por último veas que el precio sube rápido, con fuerza, en muy poco tiempo, buscando recuperar el terreno perdido.

Hasta que la acción llegue a ese punto óptimo de compra pueden pasar varios días y la ansiedad puede llevarte a tomar decisiones inapropiadas.

Con un ojo en el mercado de hoy, y otro en el de mañana

Mientras el Merval ensaya un rebote, nos dejamos llevar por la ola alcista de CEPU, que, esperemos, nos lleve a buen puerto. Al mismo tiempo, seguimos al acecho. A la espera de que el mercado nos dé la señal que esperamos para aprovechar nuevas oportunidades.

Como un león agazapado que aguarda el momento justo para atacar a la presa y reduce al mínimo las chances de que se le escape.

Tags:
Bruno Perinelli
Bruno Perinelli

Bruno Perinelli es licenciado en Economía y tiene un posgrado de especialización en mercado de capitales . Ambos títulos fueron emitidos por la Universidad de Buenos Aires. Es el analista bursátil de Contraeconomía y el editor del servicio de trading Argentina Contra-Reloj.

  • 1

Tal vez te puede interesar

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *