CARGANDO

Escriba para buscar

El mercado y Nigeria nos dan otra chance

El mercado y Nigeria nos dan otra chance

Compartir

En el fútbol, como en la economía, Argentina recibió una manito.

En el contexto mundialista más pálido del que yo personalmente tengo recuerdo, Argentina recibió una buena noticia… de las que últimamente escasean.

Básicamente, hemos recuperado nuestra condición de país emergente, luego de haber sido penalizados con la etiqueta de “país de frontera” durante la última década. Penalización que tuvo origen en el atropello estatal sobre el sistema jubilatorio y de pensiones, y la libre movilidad de capitales. Dos episodios de torpeza institucional que significaron que Argentina sea agrupada con países como Kenia o Nigeria, y por debajo de Chile, Polonia y República Checa.

Cabe mencionar que haber bajado a la categoría de país fronterizo fue análogo a habernos ido, en términos institucionales y financieros, a la “C” del fútbol local.

Para que quede más claro, miremos un poco la composición de cada “liga” de países, según MSCI:

Con este cuadro quedan, al menos, dos cosas bastante claras:

  1. La compañía de la que gozábamos siendo un país de frontera no era nada buena. Con “nada buena”, me refiero a Kenia, Líbano, Nigeria, etc;
  2. Argentina era -de hecho, todavía es- el único país de América perteneciente a este grupo de rezagados. Así, Brasil, Chile, Colombia, Perú y México pertenecen todos al grupo de mercados emergentes. Lo que da cuenta del retroceso institucional innecesario por parte de nuestro querido país.

En qué consiste la recategorización

Mucho se ha hablado de esta recategorización, sobre todo durante 2017. Por eso creo es importante poner las cosas en perspectiva, la noticia de Morgan Stanley es muy buena, pero esto no nos asegura nada per se. En criollo: es una buena noticia, como que Messi juegue para Argentina, pero, como estamos viendo en este campeonato mundial, tener un gran jugador en nuestra alineación no nos asegura pasar a una 2da fase. A menos que ese gran jugador sea Cristiano Ronaldo, el cual no es nuestro caso.

Volviendo un poco, básicamente, se espera ingresen alrededor de USD 5.000 a la plaza local, particularmente a las acciones líderes del panel.

Es importante tener en cuenta que dicho volumen equivale a alrededor del 5% de la capitalización total de las empresas domésticas que cotizan en la plaza local, lo cual es algo relevante, en términos de magnitudes.

Por su parte, el motivo del ingreso de capitales es el siguiente: dado que ahora Argentina pasará a integrar el grupo de emergentes, entonces, múltiples índices pasivos -por ejemplo el “MSCI Emerging Markets Index”- se verán obligados a invertir un determinado porcentaje de sus tenencias en activos de renta variable Argentina. Además, al subir de categoría, una multiplicidad de fondos que no necesariamente tienen la obligación de invertir en Argentina, sí podrán considerarlo dentro de su menú de activos posibles de ser adquiridos, dado que el país contaría con un estándar de “calidad” de activos lo suficientemente bueno como para que estos sean contemplados. La mayoría de los fondos hoy NO invierte en activos de países de frontera, independientemente de la calidad intrínseca de los activos particulares.

Demás está aclarar que esto es algo positivo, ya que es inversión directa en empresas líderes de nuestro país, que serán testigos de un shock positivo de capitalización, lo que incrementará el precio de estos activos que flotan en el mercado.

Por otro lado, si bien de manera indirecta, se espera contagie un poco al mercado de renta fija local. O sea, a los bonos. Generalmente, cuando el mercado de equity (acciones) se encuentra optimista, el mercado de renta fija también recibe un “espaldarazo”.

Esto podría ser un punto positivo, sobre todo en el contexto actual, donde el riesgo país se encuentra en máximos de la era macrista, lo que podría ser, si todo esto se logra apuntalar de manera acertada, un punto de inflexión para con las expectativas del mercado. Algo absolutamente necesario si se pretende lograr una convergencia fiscal razonable a mediano plazo.

 La importancia de no festejar antes de tiempo

De todos modos, es importante hacer hincapié en el hecho de que no deberíamos festejar antes de tiempo. Morgan Stanley, en su informe, advirtió que seguirá muy de cerca la coyuntura local, particularmente la inestabilidad financiera y las regulaciones del mercado cambiario, un mercado que hasta no hace mucho se caracterizaba por contar con controles altamente anómalos. Léase, por ejemplo, por contar con un bizarro “cepo cambiario”.

Teniendo en cuenta eso, y, además, que la medida se hará efectiva recién a mediados de 2019, entonces queda claro que habría que ser cautelosos.

En concreto, porque dada la última corrida cambiaria y el derrotero de expectativas agoreras locales, no queda para nada claro que el signo político actual podrá mantenerse al frente por un período adicional. En ese contexto, con una oposición que ha ido presentando propuestas que irían virtualmente en contra de los motivos por los cuáles fuimos devueltos a la categoría “emergente”, la misma etiqueta peligraría, dado que esta sería –de facto– condicional con respecto al signo político que triunfe en las urnas en 2019.

Lo que viene

En cuanto al futuro inmediato, podríamos decir que el equity local tiene ahora por lo menos un buen motivo como para proyectar una recuperación. Recordemos que el MERVAL está prácticamente un 40% abajo en dólares en la comparación con los niveles mostrados a principios de año.

Esto, sumado a la -por ahora- calma cambiaria, con origen en el parcial desarme de las LEBAC y otras medidas a cargo de “Toto” Caputo, más el préstamo con el FMI, parecería haber alcanzado para detener la sangría del mercado financiero local por un rato. Un mercado que ha sufrido un golpe notable.

Hacia adelante todo indica que nada nos va a sobrar, pero sí daría la sensación que lo peor habría ocurrido. El mercado nos está dando otra chance para que hagamos la tarea. Tal vez la última. Y es por eso que no hay que desaprovecharla.

En cuanto al mundial, paradójicamente, el equipo argentino parecería estar pasando por una situación similar. Nigeria nos ha dado otra chance para colarnos a octavos, incluso a pesar de haber tenido una actuación lamentable contra Islandia, y también contra el combinado liderado por el magnífico Luka Modric.

¿Estaremos a la altura? El tiempo dirá…

Tags:
Juan Ignacio Fernandez
Juan Ignacio Fernandez

Es Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires y estudiante avanzado de la Maestría en Finanzas en la Universidad Torcuato Di Tella. Es el analista financiero de ContraEconomía y a su cargo están las recomendaciones de inversión de nuestro producto estrella: ContraInversiones. Juan trabajó como analista macroeconómico en diferentes consultoras y hace dos años fundó su propia empresa de asesoramiento, Oikos Bs. As, especializada en informes de macroeconomía, inversiones y real estate.

  • 1
Articulo anterior
Articulo siguiente

Tal vez te puede interesar