CARGANDO

Escriba para buscar

La seguridad social va a quebrar

Finanzas Internacional

La seguridad social va a quebrar

Bill Bonner
Compartir

El gobierno de EE. UU. consume aproximadamente una cuarta parte de nuestra producción nacional… y dirige, controla o influye fuertemente en otro tanto.

Creo que la mayor amenaza interna para el país es esta deuda de $ 21 billones que se cierne sobre la nube de Estados Unidos y las generaciones futuras.

– El presidente saliente de Starbucks Howard Schultz en CNBC

Los sistemas de “bienestar social”, que son responsables del 40% del gasto federal están yéndose a la quiebra. Un titular de The Wall Street Journal explicaba recientemente:

Se espera que la Seguridad Social tome algo de sus reservas este año.

¿Qué reservas? Ah… el “Fondo Fiduciario”. Pero, ¿qué hay en el fondo fiduciario?

¿Qué más? Bonos del tesoro de EE.UU.

En otras palabras, el plan de pensiones favorito de las personas dependerá de los bonos del Tesoro de EE. UU…. pagarés que financian agujero de deuda más profundo del mundo... los mismos pagarés que el mayor banco central del mundo, la Fed, está sacándose de encima a través de un “ajuste cuantitativo”.

Y estos son los mismos pagarés que el gobierno federal también está vendiendo, en un número récord. Los déficits deben cubrirse mediante préstamos (venta de bonos). Y en el año fiscal 2019, los federales tendrán que vender USD 1.2 billones de esos.

Relación peligrosa

Mientras tanto, las empresas estadounidenses tienen unos USD 7 billones en bonos con vencimiento en los próximos siete años. Tendrán que renovarlos… mediante la emisión de nuevas deudas.

¿Quién va a comprar toda esta deuda? ¿A qué precio?

Medicare está complicada, también. Se espera que su “fondo fiduciario” se agote para 2026, tres años antes que el último cálculo.

Y aquí está el número importante según The Fiscal Times: 2.2.

Esa es la proporción entre trabajadores activos y beneficiarios de la Seguridad Social. En 1968, cuando Estados Unidos realmente era grande, había alrededor de cinco trabajadores por cada beneficiario. Para 2035, esa relación habrá caído a 2.2.

Sabemos lo que estás pensando: “2035 es un largo tiempo a partir de ahora”.

Diablos, muchos de nosotros leyendo esto (¡o escribiéndolo!) No lo veremos.

Y eso le da al Congreso y a la administración mucho tiempo para corregir cualquier problema, ¿no?

El gobierno de EE. UU. consume aproximadamente una cuarta parte de nuestra producción nacional… y dirige, controla o influye fuertemente en otro tanto.

Si funciona de la manera que lo enseñan en la clase de Educación Cívica, no tenemos nada de qué preocuparnos.

Si sus finanzas comienzan a malograrse, nuestros representantes elegidos -plagados de virtud e inteligencia, cada uno de ellos- tomarán medidas para aclarar las cosas.

Son personas inteligentes. Muchos de ellos tienen títulos de abogado. Algunos incluso han estado en los negocios. En un apuro, afilarán sus lápices, reducirán los gastos, aumentarán los impuestos y pondrán su casa en orden.

Pero esta no es una clase de Educación Cívica.

Asesinado por un Drone

El otro gran drenaje de las finanzas nacionales es el militar. Las tropas de EE. UU. ahora están involucradas en docenas de países diferentes.

Obama autorizó 10 veces más ataques con drones que Bush, a pesar de que los informes sugirieron que el 90% de las víctimas no eran los objetivos previstos. Ahora, Trump ha aumentado los ataques con drones cinco veces más.

Y le dio el visto bueno a la CIA para entrar también en el negocio del asesinato por drones.

Según los libros de texto, esto es estrictamente ilegal. Los funcionarios del  estado que no sean militares, no deben matar a nadie sin el debido proceso de la ley.

Y en cuanto a la guerra… como dijo Voltaire, matar es ilegal a menos que se haga en grandes cantidades y al sonido de las trompetas.

Y en Estados Unidos, se supone que los representantes del pueblo deliberan… debaten… y sopesan con cuidado y solemnemente los pros contra los contras antes de que suenen las trompetas.

Se supone que deben equilibrar los costos y beneficios… con la grave advertencia de George Washington que decía  que había que “evitar enredos extranjeros” antes de poner vidas estadounidenses o tesoros estadounidenses en peligro.

Los iluminados

Obviamente, no funciona exactamente como lo imaginaron los Padres Fundadores. Pero aun así, si el gasto o los militares se salen demasiado de la línea, podemos depender del “sistema republicano” que tenemos para arreglar las cosas… ¿no?

E incluso si el sistema no funciona exactamente de la manera en que solía hacerlo, aún podemos contar con el sentido básico de lo correcto e incorrecto de nuestros políticos, lo bueno y lo malo, lo verdadero y lo falso… Y tal vez cuando se agoten otras opciones, hagamos lo que es correcto.

¿O no?

¿Qué pasa si nuestros funcionarios en realidad se han vuelto contra nosotros? ¿Qué pasa si el sistema de “pesos y contrapesos” comenzó a desbalancearse?

¿Qué pasa si los poderes separados ahora volvieron a juntarse? ¿Qué pasa si la mayoría no dictamina… y los derechos de la minoría no son respetados?

¿Qué pasa si el gobierno de, por y para la gente ha sido secuestrado por una minoría egoísta?

¿Y qué pasa si no es un accidente? ¿Qué pasa si estos miembros de élite se vuelven más fuertes y más ricos… a nuestra costa?

Las leyes en los libros no pueden cambiar. La Constitución todavía está en su vitrina. El Congreso todavía se reúne. Las elecciones aún se llevan a cabo.

Pero la política “vernácula” evoluciona… y ya nada es lo mismo.

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *