CARGANDO

Escriba para buscar

Inversiones para el cambio de ciclo

Inversiones para el cambio de ciclo

Matias Daghero
Compartir

El 2018 ha sido hasta aquí un año para el olvido a nivel económico y bursátil en Argentina. ¿Continuará la tendencia o ya tocamos fondo?

Si uno mira los pronósticos que los economistas daban a fines de 2017 para este año, los números hoy suenan casi hasta ridículos. Una inflación para todo el año de alrededor del 20% (sólo en el primer semestre según el Indec ya acumula 16%), un dólar que a fin de año se encontraría alrededor de los $22 (superó ese valor a principio de mayo) y crecimiento cercano al 3% (hoy cruzamos los dedos para que haya crecimiento y no se acentúe la recesión que se espera).

Pero si esto parecía malo, la tabla de Bloomberg que te traigo a continuación es lapidaria.

Allí se observa lo que una encuesta de Bloomberg considera que será el desempeño de los países emergentes en los 3 mercados que se pueden operar mayoritariamente: el de Divisas (FX), el de Bonos (Bonds) y el de Acciones (Stocks):

Como allí podrás ver, el peso argentino será la moneda que más se depreciará en el segundo semestre del año, y seremos el país con la mayor caída de bonos y acciones.

El peor mercado emergente del año sin lugar a discusiones.

¿No habremos llegado al piso?

Más allá del pesimismo reinante durante todo el primer semestre y de esta encuesta, en los últimos días pareciera comenzar a sentirse un pequeño cambio de tendencia.

El dólar ha dejado de subir (e incluso acumula una caída en lo que llevamos de julio) fruto de un cambio de la estrategia llevada adelante por el nuevo presidente del BCRA, Luis Caputo, menos centrada en las metas de inflación y la tasa de interés, lugar que pasó a ser ocupado por los agregados monetarias y la búsqueda de tener a raya a la divisa norteamericana.

El riesgo país argentino luego de su ascenso meteórico que lo llevó a tocar los 610 puntos a fin de junio se retrajo hasta los 585 puntos.

Y, por último, las acciones que tuvieron un primer semestre para el olvido parecieran haber dejado de caer para comenzar a lateralizar en sus cotizaciones.

Invertir aprovechando los ciclos

Existe una vieja estrategia de inversión que habla de invertir aprovechando los ciclos económicos.

Según esta estrategia, en cada fase de los ciclos económicos (recesión, recuperación, expansión, recalentamiento y estancamiento) existen sectores que obtienen un rendimiento por encima de la media del mercado por lo que el inversor atento que logre identificar la fase del ciclo en que nos encontramos podrá obtener un mayor rédito de sus activos.

A esto, hay que sumarle un factor adicional y es el de que los mercados suelen adelantarse entre 6 y 12 meses respecto de la economía de un país. De esta manera, según esta estrategia de inversión, la tarea del inversor que quiera batir al mercado radica en la identificación de en qué fase estima que la economía se encontrará en los próximos meses y encontrar los puntos de inflexión.

Los precios del mercado de hoy claramente tienen incorporado el peor de los escenarios: recesión e inflación, también conocido como estanflación.

Pero también como te mencioné previamente, los mercados suelen adelantarse varios meses al cambio de tendencia. Difícilmente lo que resta del año sea bueno para la economía real, pero.. ¿y 2019?

Los sectores que se benefician en cada ciclo económico

En la siguiente imagen se muestran los sectores que se benefician en cada una de las etapas del ciclo económico y bursátil:

Así, por ejemplo, en momentos en que la economía está en una recesión pero que no faltaría mucho para que termine (¿la situación actual de Argentina?) conviene apostar por los sectores que más rápidamente reaccionan a la recuperación. Entre estos encontramos al sector de transportes (en la bolsa argentina integrado por Autopistas del Sol, Grupo Concesionario del Oeste, Metrovías), consumo discrecional (IRSA y Mirgor) y financiero (con varios bancos cotizando en el mercado, entre los que podemos mencionar a Galicia, Macro, Francés, Patagonia y Supervielle).

En cambio, en momentos en que la economía no llega a detener la caída y continúa estancada (un escenario no deseado por el gobierno pero que podría presentarse), posicionarse en sectores más defensivos puede otorgar un mejor rendimiento. En ese contexto, el sector de servicios puede otorgar buenos retornos.

Aquí hay que hacer un asterisco en nuestro país. Es que es imposible pensar en las empresas de servicios del sector energético (Pampa Energía, Edenor, Central Puerto, las Transportadoras, etc. ) sin ser conscientes de la fuerte distorsión en el precio de la energía que tuvo nuestro país durante años y que todavía no ha sido subsanado del todo, con la fuerte carga social que esto implica. Quizás en el rubro telecomunicaciones (Telecom y Telefónica) podamos encontrar algo que se asemeje más a la definición de servicios que sostiene la teoría de los ciclos: empresas que no se verán muy afectadas en sus ingresos y resultados por un cambio en el crecimiento de la economía.

Como se verá, hay sectores que tienen un desempeño mejor que otros en cada fase del ciclo económico y los acérrimos defensores de esta modalidad buscan probar que una simple compra de índices no puede obtener mejor rendimiento que posicionándose en los sectores que resultarán ganadores del ciclo económico.

Si bien cumplido el ciclo económico al mirar hacia atrás los sectores que la teoría marca como ganador son los que en la mayoría de los casos terminan siéndolo, lo difícil es lograr predecir el cambio de ciclo económico para estar posicionado antes de que este comience.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar