CARGANDO

Escriba para buscar

Las acciones en Estados Unidos están por derrumbarse

Las acciones en Estados Unidos están por derrumbarse

Bill Bonner
Compartir

Es fácil de predecir la próxima debacle en los mercados de acciones y bonos.

Llegamos con mi esposa a París anoche para una reunión… y para celebrar un aniversario de bodas.

“¿París no te hace sentir joven otra vez?”, Preguntó la persona con la que recordamos 34 años de vida matrimonial. Gran parte de ella pasó en París.

“Veo a los niños pequeños en el parque… a los niños en sus patinetas… las heladerías… las hojas en los castaños… Los recuerdos son tan vívidos que siento que podría regresar a esa vida”.

Estábamos sentados en un café… Era domingo por la noche; muchos de los restaurantes estaban cerrados. Así que decidimos aprovechar el clima templado para cenar sobre la vereda.

El sol todavía estaba alto en el cielo cuando nos sentamos. Los niños montaron bicicletas. Las madres empujaron cochecitos. Los autos se detuvieron frente a nosotros y descargaron a las familias que volvían de las vacaciones de fin de semana.

Estuvimos allí, e hicimos todo eso. Pero ahora pasamos a otra etapa.

“No se puede entrar en el mismo río dos veces”, decía filósofo Heráclito.

Baño de sangre Crypto

De alguna manera, el mercado de valores llegó a otro mes.

Pero la tendencia principal aún parece ser bajista. La bolsa de valores alcanzó su punto máximo en enero. Hasta el momento, no hay señales de que tenga la intención de tomar otra carrera a su máximo histórico de 26.600 puntos en el Dow.

Mientras tanto, Bitcoin y sus criptoamigas están recibiendo una paliza. Bloomberg informa:

El meteórico ascenso de Bitcoin el año pasado hizo que muchos observadores lo consideraran una de las mayores manías especulativas de la historia. La caída de la criptomoneda en 2018 puede ayudar a consolidar su lugar en el Libro Guiness de las burbujas. Con una caída del 70% desde su máximo de diciembre después de caer por cuarto día consecutivo el viernes, Bitcoin está cada vez más cerca de igualar el índice de compuesto de Nasdaq del 78% después de la explosión de las burbujas puntocom en los Estados Unidos. Cientos de otras monedas virtuales casi se han ido a cero, siguiendo el mismo camino que Pets.com y otras ofertas públicas iniciales al rojo vivo que ardieron a principios de la década de 2000.

Hablando con uno de nuestros hijos:

– Ustedes muchachos deben estar perdiendo mucho dinero.

– Aún no. Bitcoin sigue valiendo más del doble de lo que pagamos hace un año.

– Tal vez deberías vender. Vete mientras todavía estás adelante.

– Nah … tenemos la intención de quedarnos. Vamos a seguir con eso. Queremos ver cómo resulta .

Bueno, esa es una forma de verlo.

Las criptomonedas siempre fueron un acertijo sin resolver para nosotros: un rompecabezas con las piezas esparcidas por todo el piso. Ni negativo ni positivo; simplemente no sabíamos qué hacer con eso.

Todavía no lo sabemos.

Corazones rotos

Mucho más predecible es la próxima debacle en los mercados de acciones y bonos. Esta es una imagen que hemos visto antes.

Normalmente, un colapso del mercado ocurre en el peor momento posible… cuando los precios aún están cerca de un pico… y cuando “nadie podría haberlo visto venir”.

Los expertos financieros le dicen a la gente qué gran economía es ésta. Los profesionales del lado de la venta en Wall Street están en el televisor explicando por qué este es un buen momento para “comprar en el recorte”. Y los políticos nos recuerdan el gran trabajo que están haciendo.

El Sr. Trump, por ejemplo, nos dice que la economía de EE. UU. nunca estuvo mejor. Gracias a él, por supuesto.

En su Twitter, dice:

La economía del país es más fuerte que nunca con cifras que mejoran cada semana. Un tremendo potencial, y los acuerdos comerciales están viniendo bien.

Mientras tanto, sus amigos se apegan al mismo guión. El consejero económico en jefe, Larry Kudlow, por ejemplo, nos asegura que los déficits están disminuyendo.

The Fiscal Times informó:

En respuesta a una pregunta de María Bartiromo sobre las perspectivas de crecimiento económico y los pronósticos que dicen que podríamos encaminarnos a una recesión en 2020, el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca dijo que los ingresos fiscales se han incrementado enormemente.

“A medida que la economía se acelera, más gente trabaja, mejores empleos y carreras tienen, y hay mayores ingresos fiscales. Además, el déficit, que fue una de las otras críticas, está bajando, y está bajando rápidamente”, dijo Kudlow.

Se prometieron mayores ingresos fiscales cuando los republicanos aprobaron su ley de recorte de impuestos en diciembre. Se suponía que los mayores ingresos reducirían los déficits y demostrarían que se puede obtener un impulso económico, incluso tan tarde en el ciclo de expansión, simplemente dejando más dinero en manos de los contribuyentes.

Dudamos que fuera cierto. Y debemos admitir que estábamos equivocados…

… si el Sr. Kudlow estuviera diciendo la verdad.

Pero ése no es el caso.

The Fiscal Times continúa:

El Departamento del Tesoro informó a principios de este mes que el déficit durante los primeros ocho meses del año fiscal 2018 ascendió a USD 532,2 mil millones, un aumento de USD 99,4 mil millones, o el 23 %, con respecto al mismo período del año pasado. Los ingresos del gobierno durante ese tiempo fueron de hecho más altos, totalizando USD 2,22 billones, un 2,6 % más que el año anterior, pero los desembolsos aumentaron aún más rápido, llegando a USD 2,76 billones, un aumento del 6 % año tras año.

Veamos, por cada dólar adicional en ingresos, los políticos gastan dos. ¿Cómo funciona eso otra vez? No lo sabemos

Pero sabemos a dónde nos lleva este río.

Abajo… abajo… hacia un derrumbe inminente.

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar