CARGANDO

Escriba para buscar

¿Qué pasó con las acciones favoritas de los inversores?

¿Qué pasó con las acciones favoritas de los inversores?

Matias Daghero
Compartir

La temporada de balances en USA tuvo grandes protagonistas en los últimos días. Y más que mirar resultados, los analistas se basaron en suscriptores/usuarios para castigar a algunas de las más grandes.

En estos momentos, el sector tecnológico tiene una participación cercana al 23% sobre el índice S&P500. Esta es su mayor participación desde la burbuja puntocom en donde alcanzó el 34% en marzo del año 2.000.

Pero las acciones favoritas de los inversores tienen una participación desmesurada en el índice. Las acciones conocidas como FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google) representan el 7% del S&P500. Y si a estas le sumamos a Apple, ellas alcanzan el 10,6% de todo el índice.

Los motivos para esta pasión que han despertado las FANG no son menores. A pesar de recientes correcciones que se han producido en algunas de ellas, si comparamos sus rendimientos con los del S&P 500 en el último lustro los números son impresionantes:

Mientras que el S&P 500 anotó una suba del 65,85% en los últimos 5 años, Alphabet (GOOGL), antes conocida como Google, subió un 179,49%. La que le sigue en rendimiento es Facebook (FB) que acumuló en idéntico período una suba del 365,89% (a pesar de la fuerte corrección del pasado jueves post-balance). A su vez, Amazon (AMZN) acumuló un 506,92% convirtiendo incluso a su fundador y director ejecutivo Jeff Bezos en el hombre más rico del mundo.

Por último y liderando las subas de estas acciones encontramos a Netflix (NFLX) que subió un increíble 932,31%. Si hubieras invertido u$s 10.000 en NFLX 5 años atrás hoy tendrías u$s 103.200.

Entre los principales motivos por los que han logrado esta suba en su cotización es porque han podido incrementar sus ingresos año tras año:

El crecimiento interanual promedio de los ingresos de Facebook (FB) ha sido del 42%, Amazon (AMZN) 39%, Netflix (NFLX) 40% y Alphabet (GOOG) 26%.

No caben dudas del rendimiento superlativo cuando uno mira el cuadro completo, pero veamos cómo les fue en el último trimestre con los resultados presentados y cómo reaccionó el mercado en cada caso.

Facebook y Netflix: Los malos de una película que no gustó

Comencemos por Facebook (FB), quién presentó sus resultados el pasado miércoles al cierre del mercado.

El reporte del segundo trimestre generó una gran conmoción. No se veía que FB no cumpliera las expectativas que tenía el mercado desde el 1er cuarto de 2015. No gustó a los inversores que las ventas fueran por debajo de las expectativas del mercado (aunque hubo crecimiento en ellas). Tampoco gustó que el crecimiento en los usuario fue menor a lo que se esperaba. Tampoco en los márgenes operativos, en las ganancias. Pero lo que más descontento generó fue la palabra de su CFO (Gerente Financiero) que dijo que la tasa de crecimiento de las ventas totales va a desacelerar cerca de 7% en el 2do cuarto y que va a seguir desacelerándose en lo que queda de 2018.

Todo esto llevó a que las acciones de Facebook sufrieran un duro golpe el día jueves cayendo más de un 20%: entrando en un mercado bajista (Bear Market, en inglés) en un solo día.

La pérdida de capitalización búrsatil de casi u$s 120.000 millones producido el pasado jueves representa la mayor destrucción de capital en un solo día de la historia, superando a la caída de Intel del 22 de septiembre del año 2.000:

Para que tengas noción de lo que representa esa pérdida, es más grande que toda la capitalización búrsatil de empresas como Nike o General Electric. Incluso es más grande que toda la capitalización búrsatil de nuestra bolsa argentina (excluidas las empresas extranjeras).

Claramente el que no tuvo un buen día fue Mark Zuckerberg, quién perdió más de u$s 7.000 millones de su riqueza personal con la nueva valuación de las acciones de Facebook.

En la misma tónica, pero con menor intensidad en la reacción negativa, Netflix (NFLX) también presentó un resultado que decepcionó a sus inversionistas. En este caso pudo cumplir con las expectativas de los analistas en las ganancias (u$s 0,85 por acción contra u$s 0,79 estimado) pero no en los ingresos (u$s 3.910 millones contra u$s 3.940 millones esperados).

El gran problema en el caso de NFLX vino por el lado del crecimiento de nuevos suscriptores. Mientras el mercado esperaba que hubiera adicionado 6,2 millones de nuevos usuarios, NFLX sólo pudo adicionar 5,1 millones.

Las acciones sufrieron una caída inicial del 14% al día siguiente para luego estabilizarse alrededor del 5% de caída en ese mismo día.

Amazon y Google: grandes resultados en la carrera hacia el trillón

Una competencia que están realizando los analistas en los últimos meses es respecto a cuál empresa será la primera que logre la marca de un trillón (un uno seguido de doce ceros) de dólares de capitalización bursátil. Quien lidera en esta lucha es Apple, pero Amazon y Google le siguen bien de cerca.

Bueno, la presentación de resultados de estas dos empresas les ha ayudado la pasada semana a acercarse un poco más a la histórica marca.

En el caso de Amazon (AMZN), la empresa superó con creces las expectativas de los analistas en sus ganancias. La ganancia por acción (EPS, por sus siglas en inglés) fue de u$s 5,07 contra apenas u$s 2,50 de las estimaciones. Donde no pudo cumplir con las expectativas fue en los ingresos. Aquí el mercado esperaba u$s 53.410 millones y la compañía reportó u$s 52.890.

Más allá de esto, lo que impresionó fuertemente al mercado fue la mejora en el margen operativo. Mientras el mercado esperaba un 3,2%, Amazon se despachó con un 5,6%.

Por su parte, Alphabet (GOOG) también presentó un fuerte balance la semana pasada, en este caso el lunes.

Los ingresos del gigante tecnológico saltaron un 26% interanual hasta alcanzar los u$s 32.700 millones. Por su parte, de la misma forma en que ocurrió en el 1er cuarto de 2018, las ganancias por acción (EPS) superaron las expectativas de los analistas y alcanzaron los u$s 11,75 por acción contra un consenso esperado de u$s 9,59.

Los balances generan oportunidades

Más allá de los resultados presentados en este trimestre, cuando estás analizando una acción conviene que veas la evolución de la empresa durante varios trimestres y por qué no años.

Sino sería como evaluar a un equipo de fútbol por su desempeño en un único partido.

En ese sentido, los golpes que sufrieron Netflix y Facebook en esta ocasión no son nuevos para estas empresas.

En el caso de Facebook, luego de presentar sus resultados en enero de este año sus acciones en pocos meses pasaron de cotizar en u$s 193 previo a la presentación del balance a u$s 149,50 pocos meses después. Sin embargo, apenas 6 meses después ya cotizaban a casi u$s 220.

Por su parte, Netflix cotizaba a u$s 110 en abril de 2016 y luego de un mal balance sus acciones cayeron hasta los u$s 87. Apenas poco más de 2 años más tarde, hoy sus acciones cotizan alrededor de los u$s 350 (habiendo incluso llegado a tocar los u$s 424).

¿Qué te quiero decir con esto?

Que en el caso de estas acciones muchas veces un tropiezo no es caída sino que más bien genera una muy buena oportunidad de comprar excelentes acciones a un precio mucho más razonable que unos días antes.

¿Se repetirá la historia y volveremos a ver grandes ganancias en ellas? Veremos.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar

Dejá un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *