CARGANDO

Escriba para buscar

Lecap, el abc para invertir en 2018

Lecap, el abc para invertir en 2018

Contraeconomia
Compartir

Con el adiós a las Lebac que instaló el Banco Central, se le dió la bienvenida a las Lecap, las nuevas letras que emite el Tesoro y que, en esta ocasión, están inyectadas por el Ministerio de Hacienda, con el objetivo de capitalizar los pesos que sobraron de la cancelación de Lebac. Aquí te decimos cómo sacarle provecho a esta nueva letra.

Lo que toda persona de saber antes de invertir por primera vez en este tipo de títulos es que lo está poseyendo en sus manos no es más ni menos que un papel que consta de una cifra que solventa una deuda estatal a cambio del compromiso de devolver la suma en tiempo y forma según el tiempo establecido. Esto es así, en el caso de las Lecap.

Las lecap de argentina son letras emitidas por el Ministerio de Hacienda que se ofrecen con reintegros en diferentes plazos no mayores a los dos años, y que se inyectan en el mercado para evitar la volatilidad del peso argentino en tiempo de crisis económica.

Dicha crisis habla de la falta de flujo de capital del país, y un endeudamiento que no permite solventar los gastos con sus propios ingresos. De esta forma, el Tesoro emite bonos del gobierno argentino que buscan compensar ese capital faltante generando una deuda interna, pero sin intereses irrisorios.

Los inversores, que podés ser vos o una empresa multinacional, pueden adquirir cuantos bonos del gobierno argentino deseen, y sólo pueden manejarlo dentro de los tiempos estipulados, en este caso con las Lecap de Argentina, por el Ministerio de Hacienda.

El poseedor de las Lecap puede quedárselas por el tiempo estipulado, o puede venderlas a otro poseedor que es quien, en definitiva, entablará una nueva relación con el Estado, respetando los tiempos que esas letras ya tenían comprometidos por el primer poseedor.

¿Qué gana el inversor de letras como las Lecap?

Mientras que para el Estado la emisión de bonos soberanos significa una herramienta más para salir de una crisis económica, para muchas otras personas es una herramienta más de inversión, incluso de capitalización y ahorro.

La historia argentina cuenta con un gran historial de ejemplos de bonos. Cada cual con sus particularidades y, por encima de esto, con la responsabilidad de una entidad pública de fondo. Vemos en corto plazo que dos tipos de bonos resolvieron una misma situación: las letras emitidas por el Banco Central, el Lebac, concluirán su vida útil en diciembre. Pero este período no quedará desnudo de bonos del gobierno en el 2018, sino que ya en septiembre fueron lanzados los Lecap, provistos por el Ministerio de Hacienda, como ya lo hemos comentado anteriormente.

Como resultado de estas transacciones en plazos determinados, el poseedor resguarda un capital determinado en una letra del Estado, siendo inversor por el hecho de adquirir un título que permite la fluidez del gobierno. A cambio, recibe en ese plazo la cifra que invirtió más un interés, el cual dependerá del tipo de las clases de bonos en las que invierta.

Características de los bonos Lecap

Según lo anticipó el Tesoro, las letras Lecap capitalizarán intereses hasta su vencimiento, y por esta razón es que resultan más tentadoras para los inversores que buscan sacar la diferencia del momento de crisis.

Por supuesto que invertir en los distintos tipos de bonos supone un riesgo, pero siempre es un riesgo menor que el que supone colocar ese mismo monto en un fondo de inversión, o en una caja bancaria que requiere una manutención mensual, es decir, suma un gasto más, y resta al resultado del capital resguardado.

Las nuevas letras del Tesoro están licitadas por medio del ministerio de Economía que colocará papeles de deuda en pesos y a corto plazo. El valor máximo será de 50 mil millones de pesos cada serie, lo cual hará un total de 150 mil millones de pesos y que contarán con un interés mensual del 4% las de corto plazo, y 3,45% las de más largo plazo de las series.

Lo más interesante del Lebac es que el interés será acumulativo, es decir, que si se emiten a $100, en un mes crecerá a $104. Este monto es al que aplicará el siguiente mes el 4% de interés, y así hasta su vencimiento.

Clasificación de los bonos por calendario

Las Lecap serán Lecap siempre, con iguales características. Sin embargo, es útil recordar que según el calendario de vencimientos, existirán dos series de Lecap que acumulen un interés del 4% y el resto del 3,45%.

Los primeros bonos del gobierno del 2018 verán la luz en 2019, se tratan de las lecap a 132 días, pues vencerán el 31 de enero de 2019. A posteri, y con el mismo porcentaje de interés, se emiten las de 160 días de vigencia que vencerán el 28 de febrero de 2019.

Quedarán las Lecap a 374 días, las de mayor plazo, con un porcentaje de interés del 3,45% que vencerán el 30 de septiembre del 2019.

La suma a invertir, o mejor dicho, a transferir en Lecap hará la diferencia y la justificación de cuánto vale la pena hacer esta inversión. Veámoslo con un ejemplo de bonos:

Si invertís $1000, la tasa efectiva a 132 días será de 18,53%, es decir $118,15

Si invertís $1000, la tasa efectiva a 160 días será de 22,78%, es decir $227

Si invertís $1000, la tasa efectiva a 374 días será de 51,77%, es decir $517

Sobre estos montos corren algunas variables que hacen al juego de la economía y su día a día, por ejemplo: la venta de las letras bajo la par -a $99, en lugar de $100, lo que modificaría el resultado.

Por su parte, el gobierno no esperará que los inversores se acerquen con puñados de $1000, pero tampoco dejarán pasar la oportunidad de que cada más argentinos comprendan que la adquisición de letras puede ser una apuesta beneficiosa tanto para la economía del país -en el intento por salir de la crisi inflacionaria- como también para el poseedor de las letras.

Por esta razón, se supo que instalarán cajeros en los bancos, dispuestos a dispensar las letras acorde a la inversión que cada futuro poseedor quiera hacer.