CARGANDO

Escriba para buscar

¿Qué es el riesgo país en Argentina?

¿Qué es el riesgo país en Argentina?

Contraeconomia
Compartir

Aunque ningún ciudadano argentino sabe bien cómo se calcula el riesgo país, inclusive muchos ignoran de qué se trata el término, desde el año 2001 en adelante, y cada vez que una crisis económica nos sacude, se mira la fórmula de JP Morgan para buscar respuestas. Es hora de comprender qué es el riesgo país en argentina, la serie histórica, que nunca terminará.

Si te pido prestados 1000 dólares para invertir en un negocio que me parece que crecerá y que, además de que te los tenga que devolver al valor dólar del momento, te prometo darte una diferencia como ganancia por haber apostado. ¿Qué harías?

No nos conocemos más que por las notas que leés aquí, por lo que tendrás que tomar una decisión basándote en los riesgos que tenés, en el peor de los casos, de no recuperar ese dinero. Eso es, de alguna manera muy pero muy práctica, una explicación superficial de lo que es el riesgo país.

En mi ejemplo, yo soy Argentina, y vos sos Estados Unidos. Alguna vez, en un pasado lejano, contraje una deuda con conocidos tuyos. Entonces, lo primero que hacés es preguntarle a tus conocidos cómo fue mi comportamiento con esa deuda, si la cancelé de inmediato o si demoré. Aquí es donde entra en juego el riesgo país de Argentina en histórico.

Pero no todo queda en esa pequeña averiguación. Resulta que -yo, Argentina- te pido continuamente dinero para distintas inversiones y en un acumulado de deudas, algunas las pago en término, y otras las refinancio, aún cuando tengo que asumir un interés más alto del que tenía al comienzo.

En esas, te enterás que para cancelar algunas de esas deudas que tengo con vos, genero nuevas deudas pero con los proveedores de esos prometedores proyectos en donde está la inversión que hice con tu dinero prestado. Entonces, el razonamiento tuyo es: Argentina tiene una deuda interna y una externa. ¿Estas deudas pueden generar un conflicto que termine por quebrar su economía y por tanto nunca pueda reclamarle ninguno de esos préstamos que le hice?

Convivís con esa duda, pero apostás a que cuanto más prestás, más posibilidades tengo de salir de una posible crisis, pero para asegurarte el dinero de vuelta, me ponés un interés movible, es decir, que a medida que esté más complicada para pagarte, más costoso será el préstamos, así hasta que definitivamente se corte la opción de préstamo.

Como sabés que le pediré a otro conocido para pagar mis deudas internas y externas, entonces generarás un índice que exponega mi nivel ante esas solicitudes. De alguna manera así se define el riesgo país según JP Morgan.

El riesgo país de Argentina (gráfico)

Hasta acá hemos visto de una manera muy gráfica cómo es que funciona el riesgo país, no sólo en la Argentina, sino para cualquier otro país del mundo que contrae deudas para financiarse económicamente.

La explicación del riesgo país según JP Morgan es mucho más amplia y con términos que no todo ciudadano común comprendería. El índice resultante de esta ecuación es el que, en definitiva, expone cuán arriesgado es prestarle dinero a un país. Se dice que los países más libres en el mundo son aquellos que tienen el índice de riesgo país más bajo, y los menos libros son aquellos tienen el índice más alto. En este sentido, Argentina tiene el riesgo país cuyo ranking 2018 lo coloca entre los cinco menos libres.

Mirá el riesgo país de Argentina en el gráfico:

Vale aclarar que el índice de libertad económica no es un término que nace en éste artículo, sino que desde qe se confeccionó en 1996 hasta la fecha es el encargado de exponer los datos recolectados de 162 países. Entre estos datos figuran: la estabilidad de la moneda, la libertad de comercio internacional, la regulación de créditos, el tipo de empresas y trabajo formal, el sistema y leyes de propiedad y el tamaño del Gobierno.

Según los analistas financieros

Alan Riedmaier y Raúl Roggero, “Hasta que no se baje la presión tributaria que ahoga tanto a Pymes, como grandes empresas y familias, el país continuará estancado como lo está desde hace 70 años, cuando comenzó la decadencia económica”, y de alguna manera con ello afirman el por qué Argentina está, junto a Venezuela, como uno de los cinco países de peor desempeño a nivel global.

El riesgo país de Argentina en el 2018

Estrictamente a la conducta argentina, el riesgo país ha pasado por picos sorprendentes en lo que va de estos últimos cinco años. Pasó de tocar un techo histórico de 800 puntos, desde el cual ningún otro país invertiría ni prestaría, a bajar a 700 en estado de crisis, hace unos meses atrás, para posicionarse ahora en unos 600 puntos.

La bajada del riesgo país está estimulada por las próximas elecciones políticas y porque se le ha dado un lugar inigualable al FMI en las decisiones políticas y económicas del país. Esto, que modifica psicológicamente a los ciudadanos, puede ser un arma de doble filo para un gobierno que se juega todas las cartas, y no sólo en bajar el riesgo país, sino en llevar al fin del mandato con una inestabilidad manejable.

Prometieron cosas a los ciudadanos, pero lamentablemente no es eso lo echa a andar a un país que tiene que salir del derrumbe. Lo que lo saca es la capacidad de resiliencia, soportar los tironeos y los vaivenes económicos mostrándose fuerte y fértil para reconstruirse después de que pase el temblor.

El economista Federico Furiase dijo recientemente al diario El Cronista Comercial que “Un cambio de tendencias viene de la mano de un cambio de expectativas, ya que hay posibilidades de que el FMI amplíe el préstamos de ayuda a la Argentina y deje al BCRA usar más reservas para defender el peso. Eso hace que los mercados después de la correctón fuerte bajen y eso hace bajar el riesgo país”.

Baja el riesgo país ¿Vienen tiempos mejores?

No, señores. El riesgo país es un número, un índice, “es la sobretasa que pagan los bonos argentinos en dólares por sobre la tasa de Estados Unidos. De alguna forma es un indicador de riesgo”, dice Furiase.

Los argentinos sólo sabemos hablar de lo que está pasando, pero para nada entendemos lo que ya sucedió y mucho menos ponemos en práctica el cómo no cometer los mismos errores. Los Argentinos queremos comer un asado el domingo, y mientras eso suceda, el lunes podemos empezar con un índice de 800 puntos. Otra forma de exponer la crisis en números.