CARGANDO

Escriba para buscar

Un trader al frente del BCRA

Un trader al frente del BCRA

Matias Daghero
Compartir

Sin dudas el cambio más importante del año en el Gobierno fue el alejamiento de Sturzenegger y la llegada de Caputo al BCRA. Sin embargo, el dólar siguió subiendo. ¿Son lo mismo?

Si bien el BCRA supuestamente debería ser independiente del Poder Ejecutivo, sabemos como funcionan este tipo de cosas en la Argentina.

Más aún después del 28D en donde se anunció el cambio de metas de inflación y una baja en las tasas de interés del BCRA, donde el mercado leyó esto como la pérdida de autonomía de la entidad presidida en aquel entonces por Federico Sturzenegger, marcando el principio del fin.

Desde aquel momento el dólar comenzó una escalada importante, que sólo tuvo una pausa durante el mes de julio, casi como si estuviera viendo el mundial de Rusia.

Si bien hasta aquí los resultados obtenidos en materia de domar al dólar por parte de Sturzenegger y Caputo han sido los mismos (un rotundo fracaso), claramente el perfil de ambos y la dinámica para encarar la situación es totalmente distinto.

En el caso de Sturzenegger, podemos decir que se adapta mucho más al perfil tradicional de lo que se espera de un presidente de un Banco Central. Una persona que buscaba controlar los niveles de inflación y que para ello hacía uso de la política monetaria con cambios de la tasa de interés. Alguien que para evitar que el dólar subiera buscaba que la tasa de interés en pesos resultara atractiva y que, cuando esto ya resultó imposible, puso un offer gigante de u$s 5.000 millones para evitar que el dólar se moviera de $25.

En cambio, cuando uno mira a Toto Caputo claramente se nota que viene con otro background, una carrera forjada en el mercado financiero como Trader. Y un poco de lo que vimos esta semana del comportamiento que permitió en la divisa norteamericana tiene que ver con eso.

De nada sirve dilapidar reservas para evitar lo inevitable. Si el mercado se te pone en contra, no nades contra la corriente. Basta con mirar el caso de lo sucedido con el Banco Central de Inglaterra. Si un banco tan poderoso como ese tuvo que dar el brazo a torcer, qué nos queda para el nuestro.

Cómo George Soros quebró al Banco de Inglaterra

En el año 1992 regía el Mecanismo Europeo de Cambio (ERM) que instauraba un control de los tipos de cambio, dejando su fluctuación en semifijo frente a la evolución del marco alemán.

Por aquel entonces, El Reino Unido estaba en el ERM y la libra debía cotizar a un valor cercano al 6% por encima del marco alemán. En el supuesto de que la libra cayese por debajo de ese margen, el Banco de Inglaterra (BoE) debía intervenir el mercado de divisas sujetando la libra mediante la compra de libras y venta de marcos alemanes para evitar la devaluación de la libra esterlina.

Si el tipo de cambio de la libra se revalorizaba más de ese margen contra el marco, el BoE debía realizar la operación contraria: vender libras y comprar marcos. Si las divisas se desvinculaban de los márgenes establecidos en el ERM, la moneda debería abandonar el sistema.

Como el marco alemán estaba ganando valor por el aumento de tipos de interés los países miembros del ERM, para no salirse del acuerdo, tuvieron que aumentar los tipos de interés para aumentar el valor de sus respectivas monedas o bien combinar está estrategia con una compra de sus propias divisas.

En el caso del Reino Unido se buscaba evitar esto, ya que se encontraba en medio de una grave crisis, con una elevada tasa de desempleo, por lo que aumentar los tipos de interés en ese momento era lo último que le convenía a la economía británica, creando así una curiosa dualidad entre la libra y el marco.

Y el millonario George Soros notó esto.

El 16 de setiembre de 1992 es recordado como el miércoles negro para el banco de Inglaterra. Aquel día, George Soros, que había acumulado durante varios días posición en libras esterlinas a través de su fondo Quantum Fund por el equivalente a u$s 10.000 millones, decidió vender su posición para simultáneamente comprar marcos alemanes.

Consecuentemente a esta operación, la libra se empezó a desplomar frente al marco alemán como lo muestra el siguiente gráfico.

El BoE intentó tomar medidas, pero no pudo frenar la caída y debió abandonar el ERM, con una devaluación del 15% frente al Marco Alemán y de un 25% frente al dólar.

En esta operación, George Soros ganó con su fondo más de u$s 1.100 millones.

¿Toto sabe cómo manejar al mercado?

Si algo de lo que sabe Toto Caputo es de mercados financieros y de la forma de pensar de los traders.

Al haber sido durante tantos años uno de ellos, sabe que al mercado no lo podés domar con prohibiciones y cepos. No, señor. Tenés que darle el brazo a torcer con sus propias normas, el libre juego de la oferta y la demanda.

Y en ese sentido hay una palabra que identifica a una situación en la que ningún trader quiere participar: overshooting.

Este término inglés se utiliza para hablar de una sobrerreacción. Cuando un activo sube a un valor muy alto para luego estabilizarse a niveles más bajos toda vez que la demanda ya haya sido satisfecha.

Y esto conlleva a que quienes hayan comprado a los valores más altos del activo sufran grandes pérdidas.

Bueno, esta quizás sea la estrategia que haya elegido utilizar Toto Caputo con el dólar. Dejarlo volar lo más alto que se pueda para que luego mucha gente vea cómo pierde dinero cuando caiga y lo pueda defender al peso a un valor más bajo, pero ya sin tanta demanda.

Esto es algo que dio resultado en el año 2.002 cuando el dólar rozó los $4 para luego estabilizarse alrededor de los $2,50; volviendo a tocar el valor de $4 recién diez años más tarde. Dura pérdida para quienes apostaron al dólar en ese momento.

El mayor riesgo de esta estrategia es el rebrote inflacionario que puede generar.

Una moneda que no toca fondo

Si bien habitualmente estamos acostumbrados a ver la paridad del peso argentino contra el dólar en función a cuántos pesos debemos pagar por dólar, resulta interesante ver el siguiente gráfico:

Si partimos de la salida de la Convertibilidad, donde con un peso argentino comprábamos un dólar, con el mismo peso hoy podemos comprar menos de 3 centavos de dólar (u$s 0,0269 para ser más exactos). Todo eso es lo que hemos destruido a nuestra moneda en los últimos años.

Esperemos en un próximo newsletter no tener que estar hablando de un número mucho más bajo aún.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1
To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.