CARGANDO

Escriba para buscar

Bolsonaro Presidente: ¿en que afectaría a la economía argentina?

Bolsonaro Presidente: ¿en que afectaría a la economía argentina?

Contraeconomia
Compartir

A pocos días de la segunda vuelta por la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, el que fue Diputado Federal por casi tres décadas, es quien se acerca a la recta final con más chances de ganar. Además de sus polémicos dichos, el representante del Partido Social Liberal (PSL) llega a la banca con una bolsa de propuestas que podría traer consecuencias, incluso, para la economía argentina.

La política de Brasil está en pleno cimbronazo, y es que en pocos días más sabremos quién será el próximo presidente electo con dos candidatos muy diferentes (Jair Bolsonaro y Fernando Haddad) y con propuestas también muy distintivas que no sólo repercutirán en la política económica local, sino en los países vecinos, uno de ellos, Argentina.

Luego de que se desatara el nudo de corrupción más sorprendente de Latinoamérica y que Lula da Silva dejara un representante en las actuales elecciones presidenciales, el petista Fernando Haddad, es aún así Jair Bolsonaro el que lleva las de ganar irrumpiendo en la segunda vuelta con una diferencia porcentual realmente significativa, el  46,03% de los votos del 100% del recuento, contra el 29,28% de los votos logrados por el candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

Por atrás, quedaron varios candidatos más cuyos porcentajes no fueron suficiente como para llegar a la segunda vuelta. Tampoco el resultado de Haddad dibuja una real competencia, por lo que todo hace creer que el camino hacia el sillón presidencial para Bolsonaro estaría del todo allanado.

Otros números son buena fuente para confirmar esta hipótesis, y es que, según la muestra que tomó la consultora BTGPactual entre el 13 y el 14 de octubre, la intención de voto hacia el candidato de ultraderecha es del 59% frente al 41% del candidato del PT. Como también es interesante considerar que, en la última medición de la misma consultora, tomaron una tasa de rechazo del 38% para Bolsonaro y del 52% para Haddad, aún cuando se le adjudica a Jair un prontuario por demás polémico del que no escatima en dar muestras constantes de orgullo. En uno de los actos políticos pateó un muñeco de Lula da Silva, y en un debate se refirió a una colega como “tan fea” que ni siquiera es digna de ser violada. Sus expresiones misóginas, homofóbicas y violentas se reproducen y aún cuando generan adversarios, parecen ser más los que están de acuerdo.

Jair Bolsonaro: Las propuestas polémicas que lo llevan al poder

Bolsonaro, quien supo ser Diputado Federal desde 1991, con sus actuales 63 años y una vida vinculada con las fuerzas armadas, se presenta como candidato en un oportuno momento y con una campaña por demás interesante. Según se difundió no generó un capital de campaña ni pidió apoyo económico, sólo utilizó las redes sociales con las cuales logró más popularidad que el mismo ex presidente populista Lula da Silva.

Lo que, según se entiende lo pone en mejores migas con los brasileros, es ese sincericidio extremo que hace que los votantes se inclinen más por el “malo conocido que bueno por conocer”. Así es como el hombre que estuvo de acuerdo con los 19 años de dictadura en Brasil y los métodos de tortura por seguridad, llegaría al poder con una cartera de propuestas realmente interesante como polémica.

En cuanto a la esfera de la seguridad social, Bolsonaro pretende ponerle fin a la reducción de la pena y garantizar la legítima defensa, además propone reducir la mayoría de edad penal a los 16 años.

Desde el punto de vista de la política económica que quiere encarar, indica que es necesario hacer una mayor inversión en tecnología, privatizar las empresas que dan pérdida y unificar el Ministerio de Economía, es decir, que integren el de Hacienda, Planificación, Industria y comercio.

Sin dudas, otras de sus propuestas que fueron aceptadas por los corporativos, se vuelcan por solicitar la reducción de impuestos. De hecho, para ganarse el apoyo de los mercados dijo que “Nuestro equipo económico trabaja en la reducción de la carga tributaria, en la desburocratización y en la desregulación”, por medio de su cuenta de Twitter.

Jair Bolsonaro y sus frases en redes sociales

Pocos candidatos presidenciales pueden adjudicarse el buen uso de las redes sociales como lugar para asegurarse el banco presidencial, casi a bajo costo. Uno de ellos es Donald Trump, de quien no podemos decir que no usó recursos para su candidatura, y el otro es Jair Bolsonaro y sus frases, lo que es realmente llamativo.

Bolsonaro sabe que no “no sabe” nada sobre economía, no es su fuerte, lo de él es la política de seguridad, pero orientado por sus asesores se distinguió durante su candidatura con oraciones en twitter como: “Mi candidatura es una misión. Si estoy aquí es porque creo en ustedes, y si ustedes están aquí es porque creen en Brasil”, o “Precisamos elegir a un hombre o una mujer honesto, que tenga a Dios en su corazón y que sea patriota” que también las usó en sus discursos presenciales.

En el hueso económico, sin embargo, dijo “Nuestro lema es: basta de impuestos. Somos y haremos diferente” con lo que propuso una reducción de impuestos y de trabas burocráticas para ganarse el apoyo del sector empresarial, quienes habían puesto todo su estima en el candidato socialdemócrata Geraldo Alckmin, ex gobernador de San Pablo, pero quien no logró hacerse de un lugar en la segunda vuelta.

 

La palabra de los analistas y el impacto económico en Argentina

 

Hay un Bolsonaro para Brasil y otro Bolsonaro para Argentina. El resultado de estas elecciones puede hacer estragos en las economías paralelas o puede darles un disimulado aventón, todo dependerá de muchos factores. Para Bruno Perinelli, las medidas en cuanto a política económica de Bolsonaro están afines con el objetivo de ganar competitividad, lo cual es un arma de doble filo.

Perinelli relata: “Bolsonaro nombraría como Ministro de Hacienda al economista liberal Paulo Guedes, quien propone reducir el tamaño del Estado y recortar impuestos. Hecha la reforma laboral, estaría en sus planes realizar las reformas previsional y tributaria. También Guedes quiere impulsar el comercio exterior de Brasil y un Mercosur más flexible: que sus miembros puedan negociar acuerdos comerciales por fuera de la Unión Aduanera con otros países o bloques económicos. Estas medidas harían que la economía brasileña gane en competitividad, lo que atraería capitales e impulsaría las inversiones en el país vecino”.

Por supuesto, esta acción tendría diferentes efectos sobre la economía argentina, al respecto Perinelli asegura que “En el corto plazo, la recuperación de la economía brasileña y la llegada de capitales a Brasil apreciarían el real frente al peso argentino e inclinaría la balanza comercial bilateral en favor de la Argentina. Pero, si en el mediano-largo plazo Bolsonaro llega a acceder a acuerdos bilaterales con otros países o bloques económicos en detrimento del Mercosur, aparecerían potenciales competidores de los productos argentinos, que podrían perder participación en el mercado internacional”

Por su parte, el economista Ivan Carrino dice que el triunfo de Bolsonaro tiene dos impactos: “Por un lado, en la medida que sus propuestas económicas de corte más liberal logren generar una tendencia, podrían hacer que el propio gobierno argentino emprenda reformas liberalizadoras. No obstante, dado el track record del macrismo, esta posibilidad incluso parece lejana. Por el otro lado, el impacto podría llegar por el lado de la competitividad de Brasil en detrimento de la argentina. Si Bolsonaro emprende un programa de baja de impuestos y apertura económica, así como de fuerte reversión del déficit fiscal, entonces la competitividad en Brasil aumentará, lo que atraerá las inversiones que incluso podrían decidir no venir a la Argentina. Bolsonaro podría ser una amenaza. Sin embargo, todavía queda mucho por ver. Hablamos sobre supuestos  trascendidos, que siempre hay que ver si se concretan en la práctica.”

Articulo siguiente