CARGANDO

Escriba para buscar

El mejor trabajo del mundo

El mejor trabajo del mundo

Bruno Perinelli
Compartir

En esta nota te cuento del empleo que brinda completa independencia. No más empleados ni jefes. Basta de rogar por que aparezcan los clientes. Las ganancias extraordinarias de este negocio dependen de vos.

Imagino que te estará pasando o te habrá pasado de trabajar en lugares donde regularmente discutís o discutías con tu jefe sobre la forma de trabajar, el trato o tus condiciones salariales.

O si tenés o tuviste una empresa sospecho que habrás tenido choques verbales con tus empleados, y con alguno o varios de ellos tuviste que ir a instancias legales.

Las relaciones laborales pueden llegar a ser tan estresantes al punto de generarte serios problemas de salud. Pero, por suerte, existe un trabajo que te permite olvidarte de todos esos enfrentamientos insalubres.

También te habrá pasado de tener que esperar el colectivo o el tren bajo las frías temperaturas mañaneras de invierno o los fulminantes rayos de sol en pleno verano. Y para colmo, tener que soportar a diario viajes en condiciones de hacinamiento, como si fueras ganado. Eso puede ser cosa del pasado si elegís el empleo que te voy a presentar a continuación.

¿Qué me dirías si te dijera que hay un trabajo que lo podés hacer desde la comodidad de tu hogar, en el jardín de tu casa después de un chapuzón de pileta? ¿O desde un bar en una playa del Caribe o desde un restaurante con vista a los Alpes suizos?

El trabajo del que te estoy hablando es, nada más ni nada menos, que volverte un trader profesional.

 

Completa independencia

El trader profesional es aquella persona que se dedica a hacer transacciones de compra y de venta de activos financieros de donde obtiene una ganancia en poco tiempo.

Operan en los mercados de todo el mundo con acciones, bonos, monedas, commodities, fondos y derivados. Y son especialistas en encontrar los momentos exactos para hacer las operaciones.

Ser trader profesional te brinda la posibilidad de no depender de nadie más que de vos. Olvidate de estar detrás de tus clientes para que repunten las ventas de tu empresa o cobrar más comisiones. Como te vengo contando en los últimos newsletters, tus ganancias dependerían exclusivamente de la efectividad del sistema de trading que adoptes. Ni siquiera estarían sujetas a las condiciones del mercado porque podrías ganar tanto en un mercado alcista como en uno bajista.

A esta altura ya sabrás que la inversión en los mercados financieros te ofrece la posibilidad de sacar provecho de todos los negocios del mundo: desde aquellos que fueron furor en su momento y están en su punto de maduración hasta los que recién están arrancando y se disponen a revolucionar las formas de producción mundiales. Y como trader profesional detectarías y le darías usufructo a esos momentos especiales donde se producen las subas aceleradas de los mercados.

Los mercados financieros también te dan la chance de vender rápidamente los activos en los que invertís, si así lo deseás.

El otro día pasaba por un bazar de la Avenida Santa Fe, y veía la cantidad y variedad de productos que se ofrecían. Desde artículos del hogar hasta adornos y juguetes para niños. Sumado a los salarios de sus empleados y los gastos por los servicios de luz, alquiler y mantenimiento del local, pensaba en el tiempo que el dueño del negocio tiene que esperar para ver realizada su inversión. Si las ventas no son las que inicialmente espera (muy probable en estas épocas recesivas), tiene que ofrecer sus productos en liquidación para atraer a los clientes, y recurrir a sus ahorros en dólares o tomar deuda para solventar sus gastos corrientes.

En cambio, los mercados financieros te brindan esa liquidez tan necesaria en estos momentos, en los que la tasa de los préstamos es altísima y la persistente suba del dólar hace que cada vez que tenemos que vender los “verdes” ahorrados nos provoque una desazón.

Para iniciarte en la carrera de trader profesional, sólo necesitás una computadora con acceso a Internet, una cuenta abierta en un bróker de Estados Unidos, un capital mínimo de inversión (que pueden ser 10.000 dólares), conocimientos en Economía y Análisis Técnico y Fundamental de los activos financieros, y sobretodo muchas horas de estudio de gráficos y práctica de trading. La experiencia fortalece al trader más que nada: hace que elija mejores y más eficaces sistemas de operación y, por ende, obtenga mejores resultados.

 

El largo y sinuoso camino

Como diría la canción de los Beatles, “el largo y sinuoso camino que me lleva a tu casa” es probablemente una frase que tranquilamente se podría aplicar a la carrera del trader profesional.

Porque seguramente en los primeros intentos, luego de estudiar los manuales de Economía y Análisis Técnico y Fundamental, coseches varios trades buenos y algunos muy malos. Y el rendimiento de tu inversión no sea el esperado. Te frustres varias veces y llegues al punto de decir: “Esto no es para mí”.

Pero, con el tiempo, vas a ver que los resultados de tus operaciones van a ir mejorando. Vas a seguir teniendo buenos y malos trades pero, en promedio, vas a ir obteniendo cada vez mayores ganancias por día.

Por eso, te aconsejo que, en una primera etapa, te limites a hacer trading en los simuladores que ofrecen los Agentes de Bolsa. Y recién, cuando obtengas cierta consistencia en tus ganancias, arriesgues tu dinero.

Fijate cómo crecería tu capital si invirtieras 10 mil dólares y ganaras un 1% por día en promedio. Tu capital rondaría los 120 mil dólares en un año. Sí, se multiplicaría por casi 12 veces:

Obviamente no sería el resultado final de la inversión porque harías retiros mensuales para solventar tus gastos. De todas maneras, eso no implica que dejen de ser impresionantes los resultados potenciales que te brindaría este trabajo soñado.

Hasta la semana que viene.

Tags:
Bruno Perinelli
Bruno Perinelli

Bruno Perinelli es licenciado en Economía y tiene un posgrado de especialización en mercado de capitales . Ambos títulos fueron emitidos por la Universidad de Buenos Aires. Es el analista bursátil de Contraeconomía y el editor del servicio de trading Argentina Contra-Reloj.

  • 1

Tal vez te puede interesar