CARGANDO

Escriba para buscar

No dejes que el dólar arruine tus vacaciones

No dejes que el dólar arruine tus vacaciones

Matias Daghero
Compartir

Luego de años en que los argentinos eran mayoría en los principales destinos del mundo, el nuevo tipo de cambio comienza a amenazar la posibilidad de viajar y la volatilidad ha quitado el sueño a más de uno. ¿Cómo hacer para que el dólar no te arruine el viaje?

El sábado pasado nos juntamos con unos amigos que estuvieron de viaje por Europa en la segunda quincena de agosto. Si bien volvieron maravillados con los lugares que conocieron y la cultura del viejo continente, hubo un tema que al regresar les quitó una parte de la alegría del viaje: el resumen de cuenta de la tarjeta.

Es que mientras duró su viaje, ellos hicieron todos sus consumos en la tarjeta de crédito a un dólar de $30. Sin embargo la fuerte depreciación del peso sufrida a fin de agosto y principio de septiembre hizo que al momento de pagar la tarjeta el dólar se encontrara a $40.

Una suba de casi el 33% de los gastos que habían realizado.

Para colmo, una vez que ya han pagado su tarjeta ven cómo ahora el dólar ha comenzado a bajar.

Como saben que me dedico al asesoramiento financiero, me preguntaron si había alguna forma para evitar que esto les pase y cómo les aconsejaba que hicieran en caso de volver a viajar al exterior el año que viene.

-Bueno, el tema allí fue que sin saberlo, tuvieron un perfil de viajero agresivo-les dije.

-Ah, sí. ¿A qué te referís con eso? ¿Cómo es un perfil agresivo? – me consultaron.

Cubrí tus gastos y disfrutá

Frente a un escenario de tanta volatilidad del tipo de cambio, es muy difícil conocer de antemano cuál será el precio del dólar al momento que tengas que pagar el resumen de tu cuenta de los gastos del viaje.

En medio de esto, podés asumir distintos “perfiles de viajero” respecto a los gastos que realices según el nivel de volatilidad en el tipo de cambio que estés dispuesto a tolerar.

Yo los clasifico básicamente en 4 categorías y mi recomendación para cada uno de ellos se observan en la siguiente tabla:

Perfil del ViajeroForma de realizar los gastos
Conservador sin conocimiento financieroDólares billete
Conservador con conocimiento financieroCubierto con compra de dólar futuro
ModeradoTarjeta de débito
AgresivoTarjeta de Crédito

Si lo que querés es disfrutar completamente de tu viaje sin necesidad de tener que andar renegando para ver si te agarra el roaming del celular o buscando una red wifi para poder mirar a cuánto está el dólar y ver para cuánto alcanza tu presupuesto, lo mejor es asegurarte el precio del tipo de cambio antes de viajar y estarás adoptando un perfil de viajero Conservador.

Si no tenés mucho conocimiento de instrumentos financieros, en este caso lo mejor que podés hacer es asegurarte el precio del tipo de cambio comprando los dólares antes de viajar y llevándolos con vos. Por regulación, el máximo que podés llevar con vos son u$s 10.000 así que, salvo que sea un viaje en el que tengas pensado gastar más de eso por persona, debería ser más que suficiente para disfrutar tranquilo.

En segundo término, pero continuando con el perfil Conservador, existe una herramienta en el mercado que te permite garantizarte un valor de dólar a pagar más adelante: el dólar futuro. Una de las principales ventajas de esta herramienta es que podés comprarlo con mucha menor cantidad de dinero (el 10% que dejás en garantía) pero tiene algunas cuestiones técnicas (diferencias diarias a cubrir, tasa implícita de los contratos, etc.) que requieren de cierto grado de conocimiento financiero. Debido a esto, es que resulta aconsejable para personas que tengan este conocimiento o que se sepan hacer asesorar por alguien que tenga manejo de ellos. Así como no tenés que ser médico para que te hagan una operación sino que acudís a un médico especialista para que te realice, de la misma manera sucede con tus finanzas.

Sin embargo, también habrá gente que no tiene problema con ir mirando la cotización del tipo de cambio pero que sí quiere saber qué precio está pagando al momento de realizar la compra. En este caso, se trata de un perfil de viajero Moderado ya que si bien no se aseguró el precio antes de viajar, no quiere tener un momento desagradable al volver teniendo que pagar un precio desconocido al momento de hacer el gasto.

Bueno, si sos de este tipo de viajero, lo mejor para vos es dejar el dinero en pesos a la vista en tu caja de ahorro al momento de viajar y realizar tus consumos con la tarjeta de débito. De esta manera, los gastos que vayas realizando se irán pagando al tipo de cambio del momento exacto en el que realices tus consumos.

Por último, pueden existir personas que piensen que el dólar ya se encuentre en números muy elevados y que debería bajar (quienes viajaron en septiembre y tienen que pagar su resumen en los primeros días de octubre se encuentran con esta agradable sorpresa). En este caso el pagar con la tarjeta de crédito termina haciendo que tu viaje salga más barato. Sin embargo, el riesgo que estás asumiendo es alto y es por esto por lo que, de tomar esta actitud, estarás asumiendo un perfil de viajero Agresivo.

Lo más importante es que realices este análisis antes de viajar y seas consciente del perfil que estás tomando para que esto no te tome por sorpresa como les pasó a mis amigos.

Que el nuevo dólar no te impida viajar

Hasta aquí te conté qué hacer si ya tenés comprado el viaje y no sabés como organizarte para pagar los gastos que tengas allá. Pero… ¿qué hacer si aún no compraste el viaje o estás pensando en tus vacaciones del año próximo?

Claramente el nuevo tipo de cambio hace más difícil viajar para muchos (el precio es mucho más caro), por lo que la clave aquí estará en ahorrar una cantidad mayor para poder viajar.

Una alternativa es ir comprando dólares todos los meses para ir juntando. No es la mejor manera ni la más eficiente, pero es lo que muchos hacen. Acá sí te aconsejo que mires bien el precio ya que hay mucha diferencia entre los diferentes bancos y que, de ser posible lo compres a través de la bolsa, donde vas a pagar hasta $0,60 menos por cada dólar. Es un trámite mucho más fácil de lo que muchos piensan y tu bolsillo te lo va a agradecer.

Otra forma que podés usar es comprar las Letes del gobierno en dólares para un vencimiento cercano a la fecha de tu viaje. Acá tenés la ventaja de que estarás pagando un precio menor por tus dólares por dos motivos. Por un lado, porque accedés al mercado mayorista y por el otro estás cobrando una tasa de interés en dólares, por lo que el precio pagado es sustancialmente menor.

Por último, para aquellos más previsores pero con la idea fija de viajar y de que su ahorro tendrá como destino si o sí el comprar un viaje, hay una herramienta que ofrece un conocido banco en conjunto con una aerolínea que resulta más que interesante.

Se trata de un Plazo Fijo que en lugar de pagarte una tasa en pesos o en UVA, te paga en Millas de la aerolínea.

Sí, así como lo escuchás.

Vos realizás el depósito de pesos y al vencimiento te devuelven los mismos pesos que depositaste pero con Millas en concepto de intereses.

Esto es lo que actualmente paga este Plazo Fijo:

Pesos InvertidosMillas Obtenidas
$ 105.00035.000
$ 130.00043.500
$ 260.00087.500
$ 390.000130.500

Aquí el riesgo viene por el lado de que vas a estar dejando inmovilizado tus pesos por 6 meses (plazo mínimo por el que puede hacerse el plazo fijo), por lo que tenés el riesgo inflacionario y el de tipo de cambio.

Si uno convierte las millas que te pagan (su precio está en dólares) a pesos del mes de abril próximo usando el tipo de cambio para ese mes del contrato de Rofex, te da una tasa en pesos de 136%, muy por encima del rendimiento de una Lebac.

Para que el rendimiento fuera igual al de una Lebac, el tipo de cambio debería caer para el año que viene a $22,54; algo muy difícil de que suceda. Esto es así porque tus “intereses a cobrar” (las millas) están dolarizados por lo que para que el rendimiento sea más bajo en pesos debería caer el dólar.

Por otra parte, si hacés tu análisis en dólares, el rendimiento también es más que competitivo respecto a lo que rinde una Lete en dólares. Si definimos la tasa del 6% anual en dólares que hoy pagan las Letes como punto de equilibrio para el plazo fijo, el dólar de abril podría subir hasta los $60,85 sin que veas un rendimiento menor en este plazo fijo que en una Lete. Y si miramos, el viernes pasado en el mercado de futuros el contrato abril se encontraba en $49,20 por lo que tu “margen de seguridad” era de casi el 24%.

Como vimos en esta nota, existen muchas alternativas y herramientas para que puedas disfrutar del viaje y de tus vacaciones, habiéndote ocupado antes de que el dólar no te arruine tu tiempo de descanso.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1
Articulo anterior
Articulo siguiente

Tal vez te puede interesar