CARGANDO

Escriba para buscar

¿Qué hacer en momentos de alta volatilidad?

¿Qué hacer en momentos de alta volatilidad?

Kyong seob Cho
Compartir

En momentos de volatilidad, la estrategia de comprar acciones y esperar puede generar ansiedad para muchos inversores. ¿Qué alternativas existen?

 

Históricamente octubre ha sido el mes más volátil de todos. Y 2018 no fue una excepción.

Vimos una gran volatilidad, que generó ventas de pánico de muchos inversores.

Primero, porque el índice más importante de Estados Unidos llegó a caer más de 10% en un mes.

La semana pasada, además de los problemas que te fui contando en esta nota, se sumaron también los balances de importantes empresas que decepcionaron.

Estoy hablando de dos gigantes tecnológicos, que son Amazon.com Inc (Nasdaq: AMZN) y Alphabet Inc (Nasdaq: GOOG).

Las ganancias trimestrales de ambas empresas estuvieron por arriba del esperado.

Pero la decepción apareció por las expectativas de ganancias que tienen a futuro.

Éstas estuvieron por debajo de lo esperado.

Lo más grave es que muchas empresas empezaron a mostrar señales de debilitamiento.

Las expectativas a futuro no llegaron a los esperados por el mercado.

Y esto derivó en señales negativas en la plaza global, aumentando la presión vendedora, generando grandes caídas de precio y mayor volatilidad.

Quizás te estés preguntando. ¿Qué es la volatilidad?

Bueno será mejor empezar por ahí.

 

El índice del miedo

La volatilidad es una medida estadística que sirve para evaluar la dispersión de retornos de un determinado activo o índices.

Esta medida está asociada con grandes movimientos dentro del mercado, en cualquier dirección, ya sea a la baja o a la suba.

Por ejemplo: si el índice sube o baja más de 1% por un periodo de tiempo, podemos decir que el mercado es volátil. Es decir, mientras mayor volatilidad, más riesgoso es el activo o el índice.

La ventaja de operar en las grandes plazas es que no hace falta que estemos haciendo este cálculo.

Ya que existe un índice que mide la volatilidad del mercado. Y se llama VIX.

Esta mide la volatilidad implícita del índice S&P 500 para un periodo de 30 días.

Se calcula realizando un promedio ponderado de la volatilidad implícita de opciones de compra y de venta.

También se llama el índice de miedo, ya que mientras más alto sea este índice implica que hay miedo y pesimismo. Y cuando éste se encuentra en puntos mínimos quiere decir que hay alegría y confianza.

Cómo te habrás imaginado, sí el S&P cae, el VIX va a subir y viceversa.

Es decir, que tienen correlación opuesta.

En el gráfico verás que cuando el VIX llega a su pico, el S&P se encuentra en puntos mínimos.

Entonces, podríamos usar este índice para la estrategia de cobertura.

 

Estrategia de cobertura

Hay diferentes maneras de cubrirnos, podemos aplicar estrategias con opciones, comprando opciones de venta.

O bien lanzando opciones de compra.

Podemos también cubrirnos con acciones que tengan correlación negativa con el índice en general.

Pero la estrategia más simple de aplicar sería a través del VIX.

Dado que es un índice, no podemos invertir de manera directa.

Sin embargo, existen un fondo que replica el movimiento del VIX, y este es un fondo de inversión abierta o ETF.

Por lo que se negocia en el mercado secundario, es decir podemos comprar cuota partes en el mercado, como comprar acciones.

Estoy hablando del ETF VXX, un fondo que maneja el banco de inversión, Barclays.

Ya sabemos que cuando baja la bolsa, el VIX sube, entonces el ETF va a subir de precio.

Por lo que lo podemos usar, ya sea para cubrirnos de las caídas del mercado, o bien para especular como estrategia bajista.

Octubre fue un mes complicado para el mercado global en general. Por lo tanto vemos que hubo mayor cautela.

Y eso lo estamos viendo en el VIX, y las caídas de la bolsa en general.

Estaremos atentos para ver cómo se desarrolla esta situación.

Saludos virtuales

Kyong seob, Cho

Para CONTRAECONOMÍA.