CARGANDO

Escriba para buscar

Que no te estafe tu banco

Que no te estafe tu banco

Matias Daghero
Compartir

Es lo que uno tiene más a mano a la hora de colocar su dinero pero… ¿son los bancos la mejor alternativa?

El martes pasado tuve que ir temprano al banco a hacer uno de esos trámites que a pesar de la revolución tecnológica aún requiere que vayas a firmar papeles.

Sin embargo, el trámite me brindó la posibilidad de escuchar a una ejecutiva premium del banco hablando con una clienta:

No Zulema, nadie en el banco está renovando las Lebacs. Van a pagar el 45% y un Plazo Fijo te ofrece un 50%, no tiene ningún sentido hacerlo. Todos se están pasando al Plazo Fijo, más con cómo está bajando el dólar.

Si hay algo de bueno que podemos rescatar de las Lebacs es que permitió a mucha gente acercarse por primera vez a invertir en instrumento bursátil. Sin embargo, una gran parte de estos nuevos inversores lo hicieron abriendo una cuenta comitente en su banco y no en una sociedad de bolsa.

Y la diferencia entre unos y otros están a la vista.

Por un lado, los costos de comisiones de operaciones en los bancos suelen ser de hasta un 50% más caros que en una sociedad de bolsa.

Pero por el otro, y lo principal, es la cuestión de incentivos. En los bancos, el mayor incentivo está en conseguir depósitos de la gente para colocarlos a una tasa más elevada. No es que diga que eso está mal, ya que es a lo que se dedican los bancos, pero sí que quizás no termine siendo lo más conveniente para vos.

Y esto se nota en las recomendaciones que te hacen en el banco.

Volviendo al caso de la ejecutiva que mencionaba previamente, ¿sabés a cuánto salió la licitación de la Lebac? 57%. Por lo que si Zulema siguió su consejo se perdió un 7% más de tasa.

Pero no sólo este fue el problema. Lo otro y que quizás termine impactando aún más es cuando le menciona que TODOS se están pasando al plazo fijo, más con lo que está bajando el dólar. Cuando pienses en tus inversiones, no dejes que te masifiquen. Cada inversor tiene un perfil particular y tiene que invertir de acuerdo con esto.

Aparte, que el dólar esté bajando me suena mucho más a un fundamento para comprarlo que para venderlo. Pero en este país se llenan los bancos de gente comprando dólares mientras sube pero nadie lo compra cuando baja.

El Plazo Fijo no es una buena inversión

Si miramos el rendimiento del plazo fijo durante los últimos años podremos notar que durante la década kirchnerista otorgó rendimientos reales negativos (esto es por debajo de la inflación) durante casi todo el período. Y después, en los años de gestión de Macri otorgó un rendimiento por debajo de lo que rendían las Lebacs (un instrumento más seguro que el Plazo Fijo ya que el que te tiene que pagar tiene la máquina de imprimir los billetes con los que te paga).

Sí, en diciembre cuando desaparezcan las Lebacs del menú de inversiones quizás lo más fácil sea hacer un plazo fijo. Pero en las inversiones, como en la vida, lo más fácil normalmente no termina siendo lo mejor para vos.

En esto, resulta cada vez más importante que puedas dedicarles un tiempo a tus inversiones. Así como comparás precio en el supermercado o planificás de antemano tus vacaciones para pagar un precio menor por ellas, también tenés que dedicarles un tiempo a tus ahorros.

Y si no querés estar solo en ese camino, desde Contraeconomía tenemos un servicio que se llama Vacas Lecheras que ayuda a personas comunes a dar sus primeros pasos en las inversiones. Para conocer más del mismo podés hacer clic aquí.

¿De la bomba de Lebacs en 2018 a la de Leliq en 2019?

Las Lebacs terminaron siendo un gran problema. No lograron bajar la inflación y para su desarme fue necesaria una megadevaluación que permitiera licuar en términos de dólar su valor.

Dicen que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y en esa dirección parece que vamos.

El reemplazo de la bola de nieve de Lebacs por la Bola de nieve de Leliqs que comienza a armarse parece no tener muchas diferencias.

Más bien todo lo contrario.

Mientras que en las Lebacs los vencimientos eran mensuales (luego de una primer etapa en que había licitación todas las semanas), en el caso de las Leliqs los vencimientos son semanales.

A su vez, la tasa de interés de las Leliqs está muy por encima de las tasas que pagaron las Lebacs. Es por esto por lo que su ritmo de crecimiento es más acelerado.

Para que te des una idea de lo que esto significa, las Lebacs llegaron a superar al resto de la Base Monetaria cuando eran más de $1.186.000 millones de pesos.

¿Cuánto son hoy las Leliq? Actualmente representan $605.195.

Resulta clave que se pueda bajar la tasa de inflación (sin que suba el dólar y la inflación) ya que sino rápidamente las Leliqs alcanzarán el monto que previamente había de Lebacs.

A las Lebacs les tomó casi 2 años y medio llegar a esa cifra, pero de mantenerse esta tasa de Leliqs las mismas alcanzarían el mismo monto récord de las Lebacs en menos de un año (principios de octubre del año próximo).

Sí, hay una diferencia en los tenedores que no son ya particulares sino bancos, pero tampoco es que esto represente un dato que lo solucione todo.

¿O acaso se está pensando un plan Bonex para las Leliqs el año próximo? Por las dudas no lo recuerdes, el plan Bonex se trató de un plan aplicado en diciembre de 1989 por el Gobierno de Menem en el que se canjearon compulsivamente los Plazos Fijos de más de un millón de Australes por bonos que vencían en 1.999.

¿Se hará esto con las Leliqs después de las elecciones presidenciales de 2.019?

No es que la historia se repita pero rima, diría Mark Twain.

Tags:
Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1

Tal vez te puede interesar