CARGANDO

Escriba para buscar

Riesgo país “Delaruístico”

Riesgo país “Delaruístico”

Juan Ignacio Fernandez
Compartir

Macri no le encuentra la vuelta y sube la fiebre.

Hace un par de días, en medio de este convulsionado entorno económico financiero, un amigo, quien tiene algunos bonos argentinos en su cartera, se acercó con un gráfico para consultarme que opinaba sobre su estrategia financiera.

Es que, incluso con un view acertado, tradear bonos argentinos en un contexto donde el riesgo país escala a velocidades “de la ruísticas” no es para cualquiera.

En esta nota vamos a repasar los últimos hechos de la semana; y también, lo que concluí con mi amigo.

Empecemos….

Recapitulando los hechos

En primer lugar, una de las grandes bombas de la semana fue la publicación del último dato de actividad económica de INDEC, correspondiente al Producto Bruto Interno del 3er trimestre 2018. El mismo confirma lo obvio: estamos en medio de una durísima recesión. En concreto, el último dato fue del -3,5% interanual, lo que implica que 2018 se perfila a cerrar en una contracción del 2,7%, la peor cifra de la última década.

Paralelamente, la FED –contraria a los deseos de Donald Trump- volvió a subir las tasas, por 4ta vez en el año, acumulando la novena si contamos desde fines de 2015, cuando asumió MM. Concretamente, la tasa americana de referencia (FED Funds Rate) quedó en 2.5%, lo que implica una suba de más de 100 puntos básicos en 2018.

Como consecuencia directa de ambos sucesos, el riesgo país local continuó escalando, y traspasó el polémico umbral de los 800 puntos. Esto significa que Argentina paga, en promedio, una “sobretasa” de 800 puntos básicos sobre los bonos americanos comparables. Así, si un bono americano a 10 años rinde 2% anual, un bono argentino similar rinde 10%.

También implica que llegamos a una marca similar a las de fines del año 2000, en plenas vísperas de LA tragedia.

La otra tragedia es que, si bien hemos sufrido algún embate internacional, los números argentinos no guardan relación alguna con los de nuestros vecinos.

De hecho, por ejemplo, el riesgo país brasileño subió un 16% en todo 2018, mientras que el argentino subió 14% sólo durante las 3 semanas que van de diciembre.

Por suerte, hace ya un par de meses te advertí en esta nota sobre el peligro de subirse al tren de la felicidad macrista, justo cuando los ánimos parecían rebotar luego de lo peor de la corrida cambiaria.

Es que a esta altura debería quedar claro el macrismo no es más que un costoso set de espejos y humo.

La culpa nunca pudo ser de CFK

Tal vez lo más patético de la semana fue que, en este contexto, voces oficialistas declararon que, en gran medida, el lamentable hito del riesgo país se debía al panorama electoral, caracterizado por la emergencia del fantasma de CFK.

El asunto es que esto no se sostiene por sí mismo. Mientras el riesgo país escalaba sin pausa, trascendió que CFK debería cumplir una prisión preventiva por el caso de “los cuadernos”.
O sea, el riesgo país continuó incrementándose a pesar de que las chances de CFK se presente y gane se redujeron considerablemente.

Queda claro esto no era el factor determinante, sino más bien las noticias de la FED, que impactaron de manera amplificada, dado el descontrol total que sufrimos a nivel interno.

De hecho, ni siquiera hay consistencia interna en el oficialismo, ya que el mismísimo Dante Sica, el Ministro a cargo del “Gosplan Macrista”, admitió que las chances de CFK en las urnas son virtualmente nulas.

De esta forma, resulta evidente la hipótesis cambiemita con respecto al origen del lamentable hito financiero es, por lo menos, desafortunada.

Interpretando la curva de bonos argentina

Dejando un poco de lado las desafortunadas declaraciones que semana a semana nos regala el oficialismo, y volviendo un poco al tema del riesgo país y los bonos, resulta oportuno mencionar lo siguiente: hoy el mercado está priceando un default. O sea, los activos argentinos están valuados como si hubiéramos defaulteado o nuestras chances de default fueran elevadísimas.

Me parece trivial aclarar que coincido con la visión del mercado.

De hecho, creo que el mercado está siendo un reflejo mucho más fiel de lo que realmente acontece en Argentina. Es que, a pesar de las pésimas noticias económicas, la media de los analistas económicos piensa que “lo peor habría pasado”.

Basta mirar la curva soberana de bonos para notar cómo el mercado ve otro panorama totalmente distinto (gráfico al 20 de diciembre):

Como se puede observar, la TIR media de los bonos soberanos en dólares se encuentra en torno al 12%, un nivel de tasas absolutamente tóxico para las arcas locales.

Cabe mencionar que la curva aplanada, con algunos outliers (puntos perdidos), muestra la completa incertidumbre que nos afecta.

Por un lado, vemos que bonos como el Bonar 24 (AY24) rinden casi lo mismo que un Discount (DICA) con más del doble de duration. Es que la visión que tienen los agentes del mercado es dicotómica. Una porción del mercado está apostando a un escenario donde Argentina, post elecciones, retomaría un “sendero razonable”. Por eso va más largo, incluso cuando los bonos más cortos (menos riesgo) pagan casi lo mismo.

El remanente del mercado, por el contrario, se apega a bonos más cortos. Pondera más la posibilidad de reducir duration, minimizando el riesgo, a la posibilidad que ofrecen los bonos más largos, con más upside en caso de que Argentina efectivamente “rebote”. Esta es la alternativa más razonable, a mi humilde juicio, si efectivamente estás barajando apostar por títulos de renta fija en dólares.

Con respecto a mi amigo, le sugerí acortar duration.

Es que mi intuición me indica que en Peronia nos esperan tiempos violentos.

Tags:
Juan Ignacio Fernandez
Juan Ignacio Fernandez

Es Licenciado en Economía por la Universidad de Buenos Aires y estudiante avanzado de la Maestría en Finanzas en la Universidad Torcuato Di Tella. Es el analista financiero de ContraEconomía y a su cargo están las recomendaciones de inversión de nuestro producto estrella: ContraInversiones. Juan trabajó como analista macroeconómico en diferentes consultoras y hace dos años fundó su propia empresa de asesoramiento, Oikos Bs. As, especializada en informes de macroeconomía, inversiones y real estate.

  • 1

Tal vez te puede interesar

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.