CARGANDO

Escriba para buscar

Trump está atrapado

Trump está atrapado

Bill Bonner
Compartir

El gobierno es fundamentalmente un sistema conservador.

Los mercados siguen mostrando subas y bajas. Cuando la bolsa mejora, se dice que los inversores están con esperanzas sobre las próximas negociaciones comerciales con los chinos.

Con un poco de suerte, el presidente Trump hablará con el presidente chino Xi Jinping sobre la guerra comercial en curso. Él anunciará una gran victoria, tal como lo hizo después de las conversaciones con Corea del Norte el año pasado.

Luego, dejará que las cosas vuelvan a donde estaban antes.

Hacer nada

Su modus operandi es ahora bien conocido. Él comienza una pelea. Luego, pasa a otra pelea… mientras el polvo se asienta silenciosamente durante el último combate.

No es una mala manera de hacer las cosas. Para tus fans, parece que estás luchando en sus batallas. Sus enemigos también se ponen a trabajar, fingiendo con impaciencia defender la civilización occidental contra el bárbaro de Queens.

Lo más importante: un presidente que solo pelea batallas falsas hace poco daño. Si los presidentes fueran calificados apropiadamente, el que menos hizo sería el que debería obtener un gran monumento en el Potomac.

Hacer nada es generalmente subestimado. Y, en el caso de hoy, ni el presidente ni la Fed pueden hacer mucho de todos modos.

El problema con la Reserva Federal es que está atrapado por su propio fraude. Es decir, ha creado una economía falsa, una que depende de tasas de interés falsas.

Ahora, si intenta restablecer las tasas de interés “normales”, establecidas por compradores y vendedores de crédito, todo se derrumbará. Los deudores no pueden pagar tasas de interés “normales”.

El problema básico es que los mercados son cosas naturales. Nos dan información. Podemos distorsionar la información… Pero eso no ayuda mucho. Porque entonces, tenemos información falsificada que conduce a más errores.

La Fed distorsionó el número más básico e importante del capitalismo: el costo del capital.

Al mantener las tasas de interés demasiado bajas por mucho tiempo, los inversores, los propietarios y las empresas creyeron que el capital era barato.

Naturalmente, con tasas de interés a corto plazo por debajo de la inflación, tomaron préstamos en lugar de ahorrar. La deuda aumentó… y aumentó… y aumentó… de modo que hoy, la deuda total de los Estados Unidos es de aproximadamente USD 69 billones, de los cuales el gobierno debe USD 21 billones.

El tiempo es dinero

Recuerda, el tiempo es dinero. El dinero es tiempo. Y solo hay una cantidad fija de horas en el día.

La tradición es lo que tenemos después de generaciones de prueba y error. Y tradicionalmente, una economía puede soportar 1,5 días de servidumbre de deuda por cada día de producción. Es decir, la deuda total debería ser como máximo de alrededor del 150% del PIB.

Hoy en día, la economía de los Estados Unidos ha hipotecado el doble de tiempo de lo habitual. Con una producción anual de alrededor de USD 20 billones, su relación deuda / PIB es superior al 300%. Mientras las tasas de interés sean bajas y las acciones no caigan, el presidente de la Fed, Jerome Powell, puede afirmar que está normalizando las tasas de interés.

Pero luego, cuando las cosas se pongan difíciles, se apresurará a hacerlas más anormales que nunca, tal como lo hicieron los japoneses.

Los ricos se hacen más ricos

Mientras tanto… en la Casa Blanca… el presidente también está atrapado.

El gobierno es fundamentalmente un sistema profundamente conservador… ayuda a asegurar que los ricos se hagan más ricos. Todas sus actividades principales se centran en eso.

El código tributario, con su énfasis en gravar con impuestos los ingresos corrientes en lugar de las ganancias de capital no realizadas, por ejemplo, ayuda a evitar que las personas de clase media acumulen una riqueza significativa, mientras que los ricos, que no dependen de los ingresos laborales y no tienen hipotecas para pagar, patinan felizmente.

Y el sistema regulatorio también es básicamente un sistema para evitar la competencia.

El premio Nobel George Stigler propuso una teoría general en la que “todas las industrias u ocupaciones que tengan suficiente poder político para utilizar el estado tratarán de controlar la entrada de competidores. Además, la política reguladora a menudo se modificará para retrasar la tasa de crecimiento de las nuevas empresas”.

El gasto federal, también, consta de dos partes. Hay sobornos relativamente pequeños para los muchos votantes zombies, en su mayoría desembolsos médicos y de jubilación.

Y hay pagos relativamente grandes, salarios, honorarios y contratos para los compinches, las élites y los insiders.

Cobrar impuestos, gastar y pedir prestado

Estos impuestos, gastos y préstamos recompensan a las personas que controlan el gobierno a expensas de quienes no lo hacen.

Y por consenso bipartidista, con la aprobación del Estado Profundo, el Congreso, la prensa… y los grandes y buenos de todo el país… los fondos disponibles, ya sea de impuestos o préstamos, ya se han reclamado.

El dinero continuará yendo a los militares, a otros traficantes, y a las personas mayores. Las personas mayores votan. Los espías / militares están en el corazón del Estado Profundo.

Esto deja al presidente con relativamente poco espacio para maniobrar. Solo puede remendar los límites de las políticas, sobre todo en temas “culturales”, como los muros fronterizos, los “shutdowns” y otras distracciones. Pero los principales recortes presupuestarios están fuera de los límites.

Siempre hay un riesgo, por supuesto. A veces, estallan guerras falsas.

Pero lo más probable es que, con las cámaras del Congreso estancadas entre los dos partidos, y con las predilecciones del Sr. Trump de combatir con los medios de comunicación en lugar de luchar por un cambio real, podemos esperar más guerras de simulación en los próximos meses… pero ningún cambio de dirección verdadera.

Tags:
Bill Bonner
Bill Bonner

Bill Bonner es el presidente de Agora Financial y Daily Reckoning, el newsletter de inversiones más popular de Estados Unidos. Un enfoque ácido y sin pelos en la lengua sobre economía y mercados globales, en exclusiva para Contraeconomía.

  • 1

Tal vez te puede interesar

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.