CARGANDO

Escriba para buscar

¿Es momento de volver a comprar las FAANG?

¿Es momento de volver a comprar las FAANG?

Ariel Walovnik
Compartir

Durante la fuerte caída que vimos en las bolsas hacia finales del año pasado, se escuchó mucho el término de FAANG para referirse a empresas muy conocidas que estaban cayendo muy fuerte.

FAANG no es más ni menos que el acrónimo para las 5 acciones más populares dentro del universo de las tecnológicas. Las acciones que la integran son: Facebook (FB), Amazon (AMZN), Apple (AAPL), Netflix (NFLX), y Alphabet (GOOG).

Estos 5 gigantes de la tecnología son algunas de las empresas de mayor valor en el mercado, y han despertado el interés de los inversores muy fuertemente en los últimos años. De hecho, los grandes fondos de Wall Street comenzaron a aumentar cada vez más su participación en ellas. Asi vimos a fondos como Berkshire Hathaway de Warren Buffet o el Soros Fund Managemen tomar posiciones compradoras en estas acciones.

Durante la primera mitad del 2018 estas empresas parecían no tener techo y no paraban de crecer. En un mercado que estaba siendo totalmente alcista, las FAANG empujaban hacia arriba aún con más fuerza. Los crecimientos iban desde más del 20% para Apple Google, y Facebook, hasta más del 70% para Amazon y del 100% para Netflix.

De esta forma, el mundo de las tecnológicas crecía muy por arriba de lo que lo hacia el resto de las bolsas. Vemos como el índice tecnológico del Nasdaq (rojo) aumentaba con mucha más fuerza que el S&P 500 (azul), llegando en septiembre a los máximos valores de toda la historia.

Pero como bien dice el dicho… “Los arboles no crecen hasta el cielo” …

En un momento dado, la fiesta se terminó y comenzó una caída muy fuerte en el precio de estas acciones.

¿Qué fue lo que acabo con esta fiesta?

La primera en comenzar a generar dudas y dar alarmas fue Netflix cuando anunció que había tenido un estancamiento en el número de usuarios a principios de julio.

La segunda en iniciar el camino hacia la baja fue Facebook dúrate el mismo mes, luego de la presentación de su balance trimestral. Este había sido el primer balance luego de que en marzo estallara el famoso escándalo por el robo de datos de Cambridge Analytica. Si bien el semestre no había sido malo en términos de ingresos, la segunda parte del mismo no había logrado alcanzar las expectativas del mercado.

El desplome de la accion fue brutal, pasando de 217 a 176 dólares por accion. A partir de allí el camino para la red social fue pura y exclusivamente hacia abajo.

La siguiente fue Google, aunque sin noticias del dramatismo de Facebook, presentaba balances con muchas inversiones que aun distaban de generar los retornos esperados. A esto se sumaba el contexto y las noticias de las otras tecnológicas y le hacía encaminar un sendero también bajista.

Mientras estas empresas empezaban un período de bajas, Apple y Amazon estaban en la carrera por llegar a los máximos en valuación de mercado. Solo la empresa fundada por Steve Jobs logró alcanzar el máximo cuando su accion pasó los 230 dólares, mientras que Amazon se quedó a las puertas del billón de dólares cuando sus papeles superaron los 2.000 dólares.

Pero luego se unieron al resto de las empresas de tecnología y de todo el mercado y comenzaron a caer y a caer…

Las noticias de la guerra comercial con China y los temores de un menor crecimiento en la economía mundial desinflaron las expectativas sobre estas acciones. A esto tenemos que sumarle las dudas que existían respecto del accionar de la Reserva Federal por la tasa de interés. Si la FED decidía mantener su postura de subir la tasa, esto podía complicar aún más la economía mundial.

Gran parte del valor que poseen estas empresas viene dada por las ventas que se espera podrán realizar a futuro. Entonces, si se empieza a sospechar que las ventas no podrán continuar creciendo, el valor que se espera para la empresa es menor y por lo tanto cae el precio de sus acciones.

Los inversionistas comenzaron a salir de estas empresas para pasarse a activos más defensivos iniciando un ciclo de ventas y de menores precios en el mercado de acciones.

¿Es tiempo de comprar las FAANG?

Desde enero hemos tenido buenas noticias financieras y las FAANG han estado recuperado parte del terreno perdido en la segunda mitad de 2018.

La pregunta que nos podemos hacer ahora es si estamos en un buen momento para entrar en estas empresas de tecnología y esperar que vuelvan a los máximos o si es mejor mantenernos alejados de ellas.  

La respuesta depende cada caso. Las empresas no son todas iguales.

Es cierto que están relacionadas a la tecnología, pero sus negocios y sus clientes son totalmente diferentes. Por eso debemos mirar cada una por separado, analizando el contexto para poder definir qué hacer en cada caso.

Esta es mi opinión respecto de cada una de ellas…

Apple y Amazon han tenido subas del orden del 20% en lo que va del año, habiendo perdido un 40% y un 30% desde el máximo hasta el mínimo de diciembre pasado. Mi opinión es que, si bien pueden esperarse subas, es probable que de momento hayamos visto como recuperaron un valor más acorde y real. Con esto quiero decir que pueden haber tenido expectativas demasiado positivas cuando llegaron a sus máximos.

Por su parte, Google tiene un caso similar, aunque puede que tenga un recorrido mayor dado que tanto su caída como su recuperación fueron mucho menos dramáticas.

Facebook es un caso aparte. Desde sus máximos cayó más de un 40% y luego ha recuperado un 30%. De todas formas, los escándalos me hacen dudar ya que nunca se sabe si se seguirán conociendo problemas de este estilo. Por lo tanto, es mejor estar afuera.

La empresa que si me parece interesante para considerar es Netflix. La empresa ha visto una suba de más del 50% luego de la larga y fuerte caída que tuvo el año pasado, pero aún está lejos de sus máximos.  

Los suscriptores en Estados Unidos podrán caer, pero hay que entender el negocio de Netflix tiene un enorme potencial global (sin mencionar que subió los precios y por lo tanto sus ingresos). Cada vez más personas se pasan del servicio de cable al de streaming. Además, si pensamos el peor escenario mundial (con una recesión), no creo que los suscriptores de la firma se vean afectados seriamente. La gente hará recortes en servicios más caros de cable o en salidas, pero definitivamente no ajustará sobre una suscripción de 10 dólares para entrenarse en casa. La gente no dejara de ver series para hacer crucigramas o jugar a las cartas….

Las tecnológicas son siempre mi opción favorita para invertir a largo plazo, pero tenemos que saber diferenciarlas y entender, no solo el negocio de la firma, sino también el contexto global en el que nos movemos.

 

Saludos Cordiales.

Ariel Walovnik

To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.