CARGANDO

Escriba para buscar

¿Cómo aprovechar las IPO para tu cartera?

¿Cómo aprovechar las IPO para tu cartera?

Ariel Walovnik
Compartir

¿Cuánto hubieses ganado por haber invertido U$S 1.000 cuando la empresa china Alibaba salió a cotizar en la bolsa en 2014?

Este título, del conocido portal de noticias norteamericano CNBC, me hizo acordar sobre los casos exitosos, y los no tanto, en IPO de empresas tecnológicas de los últimos años. Recordemos que una IPO (oferta pública inicial) es cuando una empresa sale al mercado a vender sus acciones por primera vez. En ella los que ingresan compran a un precio (según las ofertas y la valuación hecha) y luego comienzan a ofrecerla en el mercado secundario, que es donde todos compramos y vendemos acciones en el día a día.

La nota de CNBC calculaba que de haber invertido mil dólares cuando salió a cotizar por primera vez la empresa (en septiembre de 2014) hoy tendrías 1.921,50. Hablamos de una ganancia de más del 92% en 4 años cuando la acción pasó de U$S 93,89 en su primera rueda de trading hasta los U$S 181 de hoy en día. Excluyo la posibilidad de haber comprado las acciones en la IPO, al valor de U$S 68 por acción, ya que se necesita un gran capital para poder ingresar en ellas.

Comprar empresas ni bien salen a la bolsa es siempre una tentación ya que se está a la expectativa de comprar una empresa que logrará un crecimiento exponencial enorme y nos dará grandes ganancias a largo plazo. Esto se refuerza mucho más en el segmento de empresas tecnológicas, donde existe mayor expectativa de lograr invertir en el próximo Google, Microsoft o Apple.

Las empresas en Estados Unidos salen todos los años a cotizar generando nuevas oportunidades. Según el Wall Street Journal en los primeros seis meses del 2018, 120 compañías se hicieron públicas, recaudando más de 35 mil millones de dólares.

Sin embargo, no todas las ofertas públicas son exitosas para los inversionistas. No hay que confundirse y creer que siempre que se compre una empresa que acaba de salir, se obtendrá un gran retorno. En el cuadro debajo, podes observar que hay casos de gran retorno y otros de grandes pérdidas.

Como vemos, se puede ganar y se puede perder bastante con las empresas que salen a hacer su IPO. Rentabilidad y riesgo de la mano en su máxima expresión. Ingresar en una empresa que acaba de salir, implica asumir una gran cantidad de riesgos.

Pero no es solamente la caída en el precio lo que es riesgoso. Hasta que no tenemos cierto tiempo de la empresa cotizando, no podemos conocer si salió públicamente en un precio correcto o si se la sobrevaloró.

Hay casos de empresas sumamente grandes y exitosas que han tenido dificultad al poco tiempo de haber salido a cotizar públicamente.

Facebook (FB), por ejemplo, salió a cotizar a un precio que rápidamente se derrumbó. Si bien finalmente fue un caso exitoso, le tomo bastante tiempo poder volver a la senda alcista generándole pérdidas fuertes a quienes compraron las primeras acciones cuando comenzaron a cotizar.

Snapchat (SNAP) fue un caso aún peor ya que nunca logró recuperarse ni lograr un camino alcista. Salió a un precio cercano a 25 dólaraes y hoy la accion cotiza en torno a los 11 dólares.

Twitter (TWTR) fue otro caso muy similar de una salida fuerte a la bolsa que rápidamente comenzó a pincharse y caer.

Hablamos de empresas muy conocidas, que formaron parte de IPO realmente exitosas y que lograron atraer una gran cantidad de inversores y de miles de millones de dólares de recaudación. Facebook se hizo de más de 16 mil millones de dólares en su lanzamiento, Snapchat más de 3 mil millones y Twitter más de 2 mil millones.

Recordemos que para poder participar de las IPO se debe contar con un capital importante y ser un inversor medianamente sofisticado e informado. Más allá de los especuladores que piensen que puede caer, la idea al entrar en este tipo de operaciones está en que el mercado tenga demanda por esta accion e impulse su precio.

Por lo tanto, hay que ser sumamente cuidadoso a la hora de querer comprar acciones que acaba de salir a cotizar al mercado o formar parte de alguna IPO. Estos eventos tienen un riesgo elevado y suelen estar aparejadas de alta volatilidad.

¿Qué te conviene hacer entonces con las IPO?

A pesar de los comentarios hechos, uno siempre puede estar tentado de querer beneficiarse con una IPO ya que tienen prometedoras ganancias por la oportunidad que significan. Una forma de poder participar de ellas es a través de un ETF llamado justamente IPO, que invierte en acciones de empresas que tuvieron su oferta pública inicial recientemente. El objetivo de este ETF es capitalizar el crecimiento y la innovación de las empresas nuevas que salen a cotizar al mercado. No hay que confundirlo con un ETF que busca acceso a un Pre-IPO.

Composición del ETF IPO

Es una opción muy interesante para poder captar parte de los beneficios de las nuevas IPO sin estar tan expuesto al riesgo y la volatilidad que tienen las empresas que pasan por este proceso.

Sin embargo, si analizamos los últimos 5 años de este índice contra el S&P 500 vemos que ha tenido una rentabilidad menor y ha reaccionado más fuerte a todos los movimientos que el mercado ha tenido en este tiempo. El grafico debajo muestra en verde el ETF IPO y en rojo el S&P 500.

Mi opinión es que es un ETF interesante para tener de momentos e intentar aprovechar alguna IPO puntual sin correr tanto riesgo.

Una opción superadora es estar atento a las IPO que están por venir y comenzar a seguir a estas empresas en sus primeros días en las Bolsas. De esta forma se puede evaluar como el mercado las recibe y tratar de visualizar mejor el panorama. Imagine que con Facebook hubiese esperado un tiempo para ver la reacción del mercado, hubiese podido esquivar las caídas iniciales para lograr mejores rendimientos. Con los otros casos, se hubiese ahorrado un disgusto intenso. También existe el caso de que se hubiese perdido parte de la suba, pero habiendo reducido el riesgo.

Mi recomendación es además hacerlo centrado en el mercado de las tecnológicas, que es donde, en mi opinión, existen mayores oportunidades de encontrar empresas con gran potencial de desarrollo.

Para ello dejo a continuación el link para tener presente las ofertas públicas que están por salir en el Nasdaq: Link.

Otra idea recomendable, aunque alejada un poco de las IPO, es buscar empresas que estén cambiando su negocio o hayan decidido apostar a mercados o tecnologías con potencial a futuro como hago desde el servicio de Tecno-Inversiones>. Para esto resulta útil mirar empresas más pequeñas que estén cotizando ya en el Nasdaq o el Russel (que es el índice que contiene a las empresas de baja capitalización). Cualquiera sea el caso, es importante hacer un buen análisis y saber que se está ante inversiones de alto potencial, pero también de alto riesgo.

Saludos Cordiales.

Ariel Walovnik