CARGANDO

Escriba para buscar

Más de la mitad de la población mundial pertenece a la clase media

Más de la mitad de la población mundial pertenece a la clase media

Matias Daghero
Compartir

Los números de pobreza no vienen siendo muy alentadores en Argentina, al punto tal que hace unos años Axel Kicillof (por aquel entonces ministro de Economía) llegó a decir que eran un número estigmatizante.

Sin embargo, el mundo se está moviendo totalmente en otra dirección. Es cierto que vivimos en un mundo con muchísima menos pobreza a nivel global. De hecho, a pesar de todo el pesimismo y de todo el catastrofismo, estamos siendo testigos de la mayor reducción de la pobreza extrema desde que el Homo Sapiens apareció sobre la Tierra, hace unos 100.000 años. Así lo ha dejado claro el Banco Mundial con un estudio que analiza la pobreza en el mundo.

En 1990, había 1.895 millones de personas viviendo en extrema pobreza. Eso significaba que algo más de una de cada tres personas vivía con menos de un dólar diario. Veinticinco años más tarde, en 2015, su número ha caído en 1.159, hasta los 736 millones.

Por primera vez en la historia, más de la mitad de la población mundial vive en hogares que ganan lo suficiente para ser considerados clase media o alta, con cinco personas uniéndose a ese grupo cada segundo que pasa.

Un grupo que crece vertiginosamente

El rápido crecimiento de la clase media, el cual está ocurriendo principalmente en Asia, tendrá efectos políticos y económicos significativos, a medida que las personas exijan más a gobiernos y empresas, dijo Kristofer Hamel, CEO de World Data Lab, la organización sin fin de lucro que compiló las cifras. Este hito es importante porque la clase media es el motor de las economías modernas.

Más de la mitad de la demanda económica global es generada por el consumo de las familias, con la mitad de esto viniendo de la clase media. Se está definiendo la clase media a nivel mundial como alguien que gane entre USD 11 y USD 110 por día, considerando paridad de poder adquisitivo, un parámetro usado por muchas organizaciones y gobiernos, incluyendo a México y la India.

Actualmente se estima que 3.590 millones de personas componen la clase media global y se pronostica que este grupo llegará a 5.300 millones para 2030. Estas son las personas que gastan la mayor parte de lo producido en la economía. Los servicios de transporte, una amplia variedad de productos de consumo, alimentos y productos financieros están orientados a la demanda de personas que pueden permitirse gastar una cierta cantidad de dinero en una amplia variedad de necesidades.

Casi el 90% de la nueva clase media se pronostica estará en Asia, mientras se espera que África tenga un crecimiento relativamente limitado, porque en muchos de los países más grandes (como Nigeria y la República Democrática del Congo) la población crecerá más rápido que la habilidad de la economía de sacar a la gente de la pobreza.

Para el año 2030, el poder de compra de la clase media estadounidense seguirá siendo el mayor del mundo (aproximadamente USD 16 trillones, o un 16 seguido de 12 ceros). China e India, con USD 14 trillones y USD 12 trillones, respectivamente, no estarán lejos. Estas cifras fueron generadas analizando el ingreso de hogares y encuestas sobre consumo compiladas por 188 gobiernos y analizadas por el Banco Mundial. El World Data Lab se radica en Viena y sus fundadores incluyen al gobierno de Alemania, la Agencia Espacial Europea y Unicef, la Agencia de las Naciones Unidas para la Infancia.

A tomar nota de este cambio 

Homi Kharas, miembro del Brookings Institution think-tank en Washington DC, quien lideró la investigación, dijo que la creciente clase media probablemente haga más difícil para las multinacionales tener éxitos. “Con más oportunidades, aparece más competencia,” dijo. “La mayoría de las multinacionales tienden a ofrecer un producto similar en todas partes y una de las cosas más relevantes sobre la clase media es que aman la diferenciación en los productos que usan.”

Kharas apuntó al éxito reciente de taquilla de la película Crazy Rich Asians (asiáticos locamente ricos, en inglés) como un ejemplo de cómo las empresas deben apuntar a audiencias diversas, especialmente en el creciente mercado asiático. “Si querés ser exitoso en el mundo actual, tenés que agradarles a los asiáticos,” dijo. Los gobiernos también tendrán que prestarle más atención a la clase media a medida que su influencia crece, o atenerse a las consecuencias. Un ejemplo claro es la reciente elección en Brasil que muestra que la clase media estaba harta de la corrupción, de los malos servicios públicos y ha optado por un cambio rotundo.

Los mercados también brindan herramientas de ahorro para la clase media 

Hace no muchos años, para poder invertir en bolsa era necesario ser multimillonario. Hoy, gracias a los avances de la tecnología, existen herramientas que permiten a pequeños inversores poder invertir de manera diversificada e incluso en instrumentos que le resultaría muy difícil a los grandes multimillonarios (debido a que la mera compra por parte de ellos los haría subir artificialmente de precio).

¿Por qué sucede esto? ¿Acaso se volvieron filántropos los bancos de inversión?

Claramente no. Viene vinculado a lo que vimos previamente del crecimiento de las clases medias a nivel mundial, un sector que constituye un gran atractivo y que está modificando la forma de ofrecer servicios financieros para poder llegar a ellos con modelos rentables como las plataformas digitales.

Si estás o tenés alguna industria o negocio, no dejes de mirar esta tendencia global de crecimiento de las clases medias.

Saludos,

Matías Daghero

Para CONTRAECONOMÍA

Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1