CARGANDO

Escriba para buscar

Argentina a la espera de la reunión del directorio del FMI

Argentina a la espera de la reunión del directorio del FMI

Contraeconomia
Compartir

El Fondo Monetario Internacional tendrá mañana una reunión de directorio en la que definirá si habilita el desembolso de 10.800 millones de dólares para Argentina. Entre los temas a tratar, el FMI afirmó que se revisará la solicitud de un “waiver” que pidió el gobierno argentino por no tener a disposición los resultados fiscales de marzo.

El organismo dirigido por Christine Lagarde, también buscará establecer en la reunión del viernes cómo será la venta de dólares por parte del tesoro.

 

En un marco donde la desconfianza de los mercados en el gobierno de Mauricio Macri es muy alta, esta solicitud pedida por Argentina para estirar los plazos de entrega de los datos fiscales, puede ser vista como una señal de debilidad. No es la primera vez que el país pide cambiar algunas cuestiones del acuerdo con el Fondo para seguir evitando un colapso económico que cada día parece más cercano.

Fuentes del Ministerio de Hacienda afirmaron que solo se trata de un tecnicismo y que no están en juego los resultados de la meta del déficit fiscal para 2019. El FMI, también comunicó que el pedido de un “waiver” por Argentina no genera incumplimientos serios.

Desde mayo del año pasado, cuando Macri anunció el acuerdo con el Fondo, la mayoría de los datos macroeconómicos del país han empeorado considerablemente y la depreciación del peso argentino se ha acelerado. Es cierto que sin el respaldo de los 57.000 millones de dólares, la crisis hubiera sido más drástica aún, pero los números actuales del país indican que ni siquiera con el apoyo del FMI, la Argentina está logrando solucionar sus problemas para recuperar la confianza de los inversores.

 

Christine Lagarde advierte sobre el problema de Argentina y el resto de los mercados emergentes

 

La Directora Gerente del FMI dio un discurso el martes en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y mencionó que el mundo está pasando por un “momento delicado”.

Lagarde afirma que el endurecimiento de las políticas financieras y las tensiones comerciales que existen a nivel global pueden llegar a ocasionar un problema en algún momento, pero también dijo que a pesar de todo, no espera una recesión global en el corto plazo.

Entre los fragmentos más relevantes de su discurso, en lo que se refiere a la situación de Argentina, la directora del Fondo declaró que “Si el endurecimiento de las condiciones financieras fuera más marcado de lo esperado, podría generar graves dificultades para muchos gobiernos y empresas en términos de refinanciamiento y servicio de la deuda, lo cual podría amplificar los movimientos del tipo de cambio y las correcciones en los mercados financieros”, advirtiendo claramente lo que está ocurriendo en países como Argentina y Turquía desde el año pasado.

Por otro lado, Lagarde resalto de forma positiva la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos de no aumentar la tasa de interés en lo que queda del 2019: “Se espera que la actividad económica mundial se beneficie del actual ritmo más paciente de normalización monetaria por parte de los principales bancos centrales” y agregó que esto mostrará resultados cuando se vea un repunte de la economía global a finales de año, aunque debido a la inestabilidad que todavía existe, sería un incremento bastante precario.