CARGANDO

Escriba para buscar

El proyecto de ley para controlar los precios divide al oficialismo

El proyecto de ley para controlar los precios divide al oficialismo

Contraeconomia
Compartir

La diputada nacional, Elisa Carrió, presentó un proyecto de ley el viernes pasado, con el objetivo de poner un límite a los precios de los alimentos y evitar así abusos de las grandes cadenas de supermercados. Lo anunció a través de su cuenta de Twitter y la medida ya fue criticada por otros miembros del oficialismo.

A pocos meses de las elecciones presidenciales y en un contexto de recesión económica, Carrió, una de las principales dirigentes del frente Cambiemos, presentó un proyecto de ley que busca la creación de un código de buenas prácticas comerciales obligatorio para las principales cadenas de supermercados del país, con el fin de atenuar las prácticas abusivas y evitar los costos asociados a las mermas, a las ventas promocionales, la generación de residuos, y costos logísticos.

Entre los aspectos del proyecto que se dieron a conocer en el comunicado de prensa publicado a través de Facebook, se menciona que la iniciativa “será de aplicación a la totalidad de las relaciones comerciales en la que intervengan los operadores de la cadena de valor alimenticia, y cuyo objeto esté vinculado en forma directa con el proceso, desde la producción hasta la distribución final, de alimentos y productos alimenticios”.

 

Además la legisladora afirma que “la participación en góndolas será equitativa para los oferentes lo que garantizará la mayor concurrencia de marcas de diferentes proveedores, conforme las posibilidades económicas y las prácticas comerciales habituales. Está prohibido pautar la participación de un producto alimenticio de una marca determinada que supere al veinte por ciento (20%) del espacio disponible que el producto comparte con otros de similares características”, y remarcó: “Los exhibidores contiguos a las cajas y las islas de exhibición deben garantizar al menos un cincuenta por ciento (50%) de productos de origen local y/o producido por Pequeñas y Medianas Empresas o por Cooperativas y/o Asociaciones Mutuales”.

En la última parte de su comunicado, la líder de la Coalición Cívica ARI dijo que “Todo programa gubernamental, tanto nacional como provincial o local, que tengan por finalidad brindar previsibilidad, estabilidad y transparencia en el proceso de formación de precios, deberán estar señalizados con carteles indicadores que faciliten su identificación respetando las pautas de exhibición de precios”.

Opiniones divididas en el Gobierno

La propuesta de Carrió surge debido al problema que le está causando la inflación al gobierno, luego de un 2018 en el que cerró en 47,6%, ya acumula más de un 10% en lo que va del año.

Por su parte, Mauricio Macri, Marcos Peña y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se han manifestado en contra de tomar un rumbo intervencionista para contrarrestar el problema inflacionario. Además, es una medida que el partido gobernante siempre le ha criticado al kirchnerismo cuando dirigía al país.

“El control de precios es una herramienta que ha fracasado en nuestra historia y en ningún lugar de mundo se usa”, mencionó el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuando le preguntaron por el proyecto de la legisladora nacional.

Desde el radicalismo, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, dio su opinión sobre que el gobierno debe tener un control sobre los precios y generar otras medidas en lo que corresponde al consumo,  “No es bueno que en nuestro país una empresa como Arcor tenga $1000 millones de pérdida y que el banco Macro tenga ganancias por $15.000 millones”, sentenció.

La teoría económica y lo que está pasando en Venezuela

En la actualidad, Venezuela está pasando por la crisis económica más grave de su historia, y uno de los motivos por los cuales la inflación que afectaba  a la economía venezolana se convirtió en hiperinflación, fue precisamente el control de precios.

El economista venezolano, Hector Jimenez, opina que “son medidas puestas en práctica pensando más en los beneficios políticos cortoplacistas que en las consecuencias económicas negativas que pudieran acarrear a medio y largo plazo.” Y agregó: “La disminución de la oferta y el aumento de la demanda conjugados resultan en desabastecimiento de productos. Al escasear los bienes se implementan mecanismos alternos de asignación y distribución, primero las colas, que es una manera de pagar con tiempo lo que te ahorras en dinero; luego, al agudizarse la falta de mercancías se recurre a estrategias propias de situaciones de emergencia como es el racionamiento”.   (Fuente: monedasdevenezuela.net)

En Venezuela, se han implementado varias leyes con el objetivo de controlar la inflación de esta manera, entre ellas se encuentra la Ley de Costos y Precios Justos (2011), La Ley Orgánica de Precios Justos (2014) y la Ley Constitucional de Precios Acordados (2017). Lamentablemente para el pueblo venezolano, estas políticas no solo han fracasado en controlar la inflación, sino que la han multiplicado de forma exponencial.

Articulo anterior
Articulo siguiente