CARGANDO

Escriba para buscar

Las altas valuaciones no sirven para anticipar mercados bajistas

Las altas valuaciones no sirven para anticipar mercados bajistas

Matias Daghero
Compartir

Uno de los más conocidos refranes a la hora de hablar de inversiones exitosas es el que indica que la estrategia del inversor debe ser comprar barato y vender caro.

Lo difícil es saber cuándo está barato y cuándo está caro.

Para poder llevar adelante esta tarea, los inversores utilizan numerosas herramientas e indicadores a los fines de poder determinar si la valuación es correcta. Incluso la escuela de Benjamin Graham es más exigente y no sólo se conforma con que el precio de un activo esté por debajo del número alcanzado en la valuación sino que además le exige un plus adicional al que denomina “Margen de Seguridad” a la hora de tomar la decisión de inversión.

Pero… ¿qué herramientas podemos utilizar para valuar una acción? ¿O incluso para valuar a todo el mercado?

 

El ratio PER de Shiller o CAPE

La relación precio/ganancias ajustada cíclicamente (CAPE) inicialmente se puso de relieve en diciembre de 1996, después de que Robert Shiller y John Campbell presentaron una investigación a la Reserva Federal que sugería que los precios de las acciones subían mucho más rápido que las ganancias.

En el invierno de 1998, Shiller y Campbell publicaron su artículo innovador “Tasas de valuación y la perspectiva del mercado de valores a largo plazo”, en el que suavizaron las ganancias para el S&P 500 al obtener un promedio de las ganancias reales en los últimos 10 años desde 1872.

Esta proporción alcanzó un récord de 28 en enero de 1997, y la única otra instancia (en ese momento) de una proporción comparativamente alta ocurrió en 1929. Shiller y Campbell afirmaron que la proporción predecía que el valor real del mercado sería un 40% menor en diez años más que en ese momento. Esa previsión demostró ser notablemente prudente, ya que la caída del mercado de 2008 contribuyó a que el S&P 500 se hundiera un 60% desde octubre de 2007 hasta marzo de 2009.

La proporción de CAPE para el S&P 500 subió de manera constante en la segunda década de este milenio a medida que la recuperación económica en los Estados Unidos cobraba impulso y los precios de las acciones alcanzaron niveles récord. A partir de junio de 2018, el índice de CAPE era de 33,78, en comparación con su promedio a largo plazo de 16,80. El hecho de que la proporción anteriormente sólo había superado los 30 en 1929 y 2000 provocó un gran debate sobre si el elevado valor de la relación augura una corrección importante del mercado en los próximos años.

 

La historia demuestra que no hay correlación

entre altas valuaciones y mercados bajistas

Más allá de que a nivel teórico suena totalmente lógico pensar que en escenarios donde las valuaciones son elevadas se debe esperar una corrección que las vuelva a llevar a valores normales, no ha sido lo que ha venido dándose en los hechos.

Los mercados bajistas han iniciado a partir de un amplio rango de valuaciones a lo largo de la historia, desde valuaciones muy baratas (1932, 1948, 1976 y 1980) hasta valuaciones muy caras (1929, 1998, 2000; 2018).

Altas valuaciones no son sinónimo del timing correcto para operar.

Basta con mirar la tabla a continuación:

En la tabla podemos observar durante todos los Mercados Bajistas (Bear Market) el ratio de valuación CAPE al comienzo y al final de la caída del mercado.

Allí podrás encontrar casos como el de 1932 y 1980, donde iniciando de CAPE bajísimos (9,8 y 9,7, respectivamente) el mercado tuvo una profunda caída (41% y 28%, respectivamente). De haber considerado que esas valuaciones eran extremadamente baratas y que era momento de compra, el inversor hubiera sufrido un duro golpe en sus finanzas.

 

¿Dónde nos encontramos hoy?

Si miramos la valuación por CAPE hoy de las acciones nos encontramos a niveles cercanos a los observados durante la crisis de 1929 y muy por encima de los valores del Black Monday. Sólo estaríamos por debajo de la valuación observado durante la burbuja puntocom:

Este es uno de los principales fundamentos de aquellos que sostienen que el mercado se encuentra próximo a una gran corrección. Sin embargo, como lo vimos en la tabla precedente los mercados bajistas han iniciado tanto en valuaciones altas como en valuaciones bajas.

El mercado es un reflejo de las expectativas de los agentes respecto a la economía en el futuro y es allí donde debemos mirar para poder anticipar las caídas de la bolsa, sólo que al estar las expectativas más vinculadas a las emociones y nuestra condición humana, resulta mucho más difícil de predecir.

 

Saludos,

Matías Daghero

 

Matias Daghero
Matias Daghero

Matías Daghero es Asesor Financiero Certificado por IAEF (Argentina) e IEAF (España), Especialista en Dirección de Finanzas (ICDA-UCC) y Contador Público (UCC).

  • 1
To use your Bar, copy and paste the following code before the closing tag on your site or blog.